«Gracias a Dios», la película con la que François Ozon ganó el Gran Premio Especial del Jurado en la última Berlinale, cerrará el 12 de abril el Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián, que el 5 de abril inaugura su decimoséptima edición, en la que reconocerá la labor de la realizadora palestina Annemarie Jacir.

De la apertura del certamen se encargará la versión que Fernando Bernués ha realizado de la novela de Bernardo Atxaga «El hijo del acordeonista», un título que ya había anunciado el festival, que este jueves ha presentado su programación al completo.

Un total de diecinueve largometrajes participarán este año en la sección oficial, que atenderá a temáticas muy diferentes, como el encubrimiento de la pederastia en la iglesia católica en Francia, abordado por Ozon en su cinta más reciente.

La entrega del premio especial del festival tendrá lugar en la gala de clausura, en una jornada en la que por la tarde se proyectará, seguida de un coloquio, «When I Saw You», que a Jacir le reportó el galardón a la mejor película asiática en Berlín.

Se trata de un filme ambientado en la Guerra de los Seis Días, trabajo rodado en 2012 por esta cineasta que en 2008 se convirtió en la primera mujer palestina en dirigir un largometraje, «La sal de este mar». Su última película hasta la fecha es «Invitación de boda», de 2017, que ha logrado 36 premios en festivales internacionales.

El certamen donostiarra, según ha señalado su responsable, Josemi Beltrán, ha destacado el «gran compromiso» de esta directora, nacida en Belén en 1975, «por enseñar y preparar a jóvenes talentos locales y ha dicho que «trabaja activamente a través de su productora para fomentar el cine en la región», además de dar clases en la Universidad de Columbia, la de Birzeit, en Belén y en campos de refugiados de Palestina, Líbano y Jordania.