Alrededor de 170 españoles se encuentran atrapados a bordo del Barco Costa Pacífica, atracado en el puerto de Génova. El crucero debía hacer escala el jueves en Tenerife y no se pudo hacer. También pasó de largo de los puertos de Lanzarote, Málaga y Barcelona.

Según relata una pareja de pasajeros el jueves hicieron escala en Marsella pero solo pudieron desembarcar los viajeros franceses. «Nos dijeron que el Gobierno no permitía desembarcar en Barcelona y continuamos navegando hasta Marsella, donde supuestamente íbamos a bajar ayer y, de acuerdo con las autoridades francesas, arreglaríamos el regreso a España. Sin embargo, en la mañana de ayer empezaron a desembarcar los franceses, pero a nosotros no nos dejaron y a las 13.00 horas el barco zarpó sin destino»

«No sabemos a dónde nos llevan. Estamos en alta mar y los rumores son de que vamos a Génova», indicaban con angustia Manuel y Celia, dos vigueses jubilados que iniciaron su viaje en Buenos Aires y debía finalizar en Barcelona.

Este sábado desembarcarán unos 1.200 argentinos que se encuentran en el buque y que, según ha declarado Manuel, están provocando algunos motines y se espera que el domingo puedan regresar al país los 169 españoles mediante un vuelo chárter.

«Estamos bien pero muy angustiados porque nadie nos informa y esto nos tiene muy preocupados. Desde la naviera no nos dicen absolutamente nada y desde emergencias consulares tampoco», denuncia el matrimonio. Los motines que se están llevando a cabo en el barco son prueba de esa indignación, «Todo el mundo está indignado porque estamos en el medio del mar y sin rumbo», concluyen.

Fuentes: Andalucía Información, La Voz de Galicia.