Los primeros datos de participación que han ofrecido desde el Gobierno muestran una importante subida de la participación por encima del 40% (41,49%). En 2015, la participación a las 14:00 fue de 36,91%, mientras que en 2016, a la misma hora fue un poco inferior y bajó a 36,87%, por lo que este 2018, la cifra de participación es 4,61 puntos respecto a 2016.

Esta cifra, del 41,49% es la segunda más alta de la historia después de la conseguida en 1993, cuando a las 14:00horas votaron el 41,83% de los llamados a las urnas. La participación más baja se dio en 1989 con el 35,78%.

Tras una agitada campaña, la jornada electoral está transcurriendo por el momento sin inconvenientes más allá de papeletas agotadas, falta de titulares de mesas o largas colas en algunos centros electorales.

La próxima comparecencia con datos de participación será a las 18:30 horas con los datos de las 18:00 horas. Finalmente Isabel Celaá, ministra portavoz y Fernando Grande-Marlaska serán los encargados de comparecer ante los medios de comunicación desde el Centro Nacional de Datos para informar de los resultados.

 

Subida generalizada en todas las comunidades

«Tenemos una subida generalizada en cada una de las comunidades y una subida importante en el total nacional”, ha señalado Miguel Ángel Oliver, secretario de Estado de Comunicación, quien ha evitado sacar conclusiones políticas.

Los datos de participación bailan en función de a qué Comunidad Autónoma miremos, aunque la mayoría de los territorios se han manejado en cifras similares al dato de participación que rige para el conjunto del país. La movilización de los electores, no obstante, ha sido especialmente llamativa en Cataluña. Allí ha subido 11 puntos porcentuales con respecto a los últimos comicios, los de 2016, al pasar del 32,21% al 43,52%.

En Valencia, en cambio, subida mucho más tímida a esta hora, a pesar de allí también se eligen los representantes en las cortes autonómicas. La participación ha pasado del 43,34% en 2016 al 45,86% este domingo. Por contraste, Melilla, territorio de numerosa población musulmana, ha visto crecer la participación en 7 puntos, si bien sigue moviéndose en las cifras bajas que son habituales en la ciudad autónoma, en torno al 28% a esta hora.

Madrid crece al ritmo nacional, del 39,01% al 43,61%; como Euskadi, del 36,05 al 41,73; o Aragón de 37,88% al 44,65%. Andalucía vuelve a manejarse en datos inferiores al 40% y la movilización pasa del 37,60% al 38,94%.

Este 28 de abril más de 36 millones de españoles están llamados a las urnas. En total, habrá 23.196 colegios electorales abiertos, con 60.038 mesas electorales disponibles, 58.000 cabinas de votación, 212.000 urnas para 375 millones de papeletas y 67 millones de sobres.