La participación de la sociedad civil es clave ante la crisis climática

Ante la aprobación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima

Hace unos días el Gobierno aprobaba el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) y se lo hacía llegar a la Comisión Europea, sin cumplir con el proceso estipulado de participación pública. Amigos de la Tierra considera que el Ministerio para la Transición Ecológica tendría que haber tenido muy en cuenta la participación de la sociedad civil, al constituir una parte fundamental de la lucha contra le emergencia climática. Una vez más la situación actual de crisis del coronavirus no debe ser excusa para menoscabar la acción climática.

Amigos de la Tierra considera que ahora la prioridad debe estar en resolver la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus a nivel mundial, y blindar los derechos básicos de las personas más desprotegidas. Europa debe centrarse en las soluciones a esta crisis desde una base de justicia social y ambiental, con especial atención a la población más vulnerable. En este sentido es fundamental tener muy presente la ambición en las medidas contra la emergencia climática, y contar con la participación de la población en la elaboración de las mismas.

La asociación ecologista lamenta que el Gobierno español haya aprobado el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima en estas condiciones, y con el plazo de participación pública paralizado debido a la crisis de coronavirus que estamos viviendo. Es indispensable que el Ministerio tenga muy en cuenta las aportaciones de la sociedad civil para la transición ecológica y la lucha frente a la emergencia climática, tal y como ha señalado estos días la Ministra, a pesar de haber enviado el documento a Europa.

“La situación de urgencia no debe ser utilizada para demorar aún más el aumento de ambición necesario en términos de reducción de emisiones, ni para menoscabar la participación pública, pilar fundamental en la transición energética y lucha contra la emergencia climática, de la que además hace alarde como una de las medidas principales consideradas en el Plan”, ha señalado Cristina Alonso Saavedra, responsable de Justicia climática y energía de Amigos de la Tierra.