Un informe realizado por Cáritas y la Fundación FOESSA ha reflejado que los datos de la pobreza en España se han exacerbado estrepitosamente hasta reflejar su peor dato desde 2007: el 11,4% de los hogares, más de 5,3 millones de personas, viven en situación de pobreza severa.

«Este proceso supone un vertiginoso incremento de la exclusión social más severa en un periodo de poco más de un año y medio», alerta el informe ‘Sociedad expulsada y derecho a ingresos’, y que ha presentado el medio 20 minutos.

https://twitter.com/20m/status/1445687660207427584

El informe se ha llevado a cabo a través de una encuesta realizada en más de 7.000 hogares, lo que ha supuesto el análisis de, aproximadamente, 18.000 personas en todas las comunidades autónomas.

Los resultados muestran «un aumento considerable de la pobreza y un empeoramiento generalizado de los niveles de integración para el conjunto de la población. Solo 4 de cada 10 hogares del país (el 42%), disfrutan de una situación en la que no sufren ningún rasco indicativo de exclusión; lo que supone un descenso de más de siete puntos respecto a 2018″, añade el noticiero. 

El desempleo, factor determinante

En el incremento de la pobreza, han matizado en el informe, se ha visto destacada en los hogares afectados por la exclusión en el ámbito laboral, en los que la pobreza severa se eleva hasta el 30,4%, triplicando el nivel de afectación del conjunto de la sociedad.

Sin embargo «la precariedad laboral está tan extendida y aceptada en nuestro país que contar con un empleo no asegura unas condiciones de vida dignas», resalta el informe. Y es que, en uno de cada cinco hogares en situación de pobreza severa (20,5%), la persona sustentadora principal está activa, «pero en inestabilidad laboral grave».

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA