La polémica sobre el aborto se reducen a una cosa: controlar a las mujeres

Negar el aborto sin excepciones es decir que está bien que una niña embarazada por su padre tenga que seguir hasta el final.