El domingo 1 de octubre de 2017, Cataluña llevó adelante una votación sobre la independencia de la región. El referéndum fue considerado ilegal por el Gobierno y la Justicia españolas, que intentaron impedir la votación por todos los medios.

El día de la votación se produjeron cargas policiales y hubo numerosos heridos. Solo en el colegio electoral de la avenida del Segre de Lleida se registraron una cuarentena de heridos por golpes en los brazos, en la cabeza y en las costillas y ataques de angustia. Incluso también hubo un herido con un hombro dislocado, que fue traslado al hospital en ambulancia, según recuerda la Asociación de Abogacía por la Democracia.

Sin embargo, tres mandos de la policía española que dirigieron las actuaciones del 1-O en dicho colegio electoral han negado que sus subordinados agredieran a nadie. Tal y como explican desde Abogacía por la Democracia, después de la declaración de los investigados, han reconocido «sorpresa» por el tipo de personas, mayoritariamente personas mayores, que encontraron congregadas en la entrada del colegio.

Han manifestado que las trataron «con delicadeza» y que intentaron una «mediación» asegurando que en algunos casos las personas «se tiraban por el suelo». Han negado que sus subordinados hubieran utilizado la «fuerza bruta» sin previo aviso y de forma indiscriminada contra, según asegura la Asociación, personas mayores «indefensas» y «con las manos en alto» a quien hicieron caer y arrastrar.

Negaron también haber tirado por el pelo a las mujeres y haber cogido del cuello y rasgado la ropa a los hombres y también haber utilizado escudos y los protectores de los brazos para golpear a las personas, pero han incurrido en algunas «contradicciones flagrantes» entre los dos policías que declaraban desde el juzgado de Ceuta con respecto a lo que lo hacía desde una comisaría de Ceuta.

La Asociación aunque ha lamentado la ausencia de la Fiscalía valora «positivamente» el último impulso dado a la causa por parte del nuevo juez instructor -el tercero en hacerse cargo de esta causa- que sigue llevando a cabo diligencias de prueba a efectos de investigar los hechos denunciados.