La Policía Nacional contabilizó más de 100 incidentes en Cataluña los días previos y posteriores al 1-O contra quienes se opusieron a la celebración del referéndum, entre ellos 37 ataques a sedes del PSC o a ayuntamientos gobernados por ese partido por no ceder locales municipales para las votaciones.

Estos datos los ha aportado este martes el comisario jefe de la brigada de información de la Jefatura de Policía de Cataluña Juan Manuel Quintela durante su declaración en el juicio del «procés» sobre lo ocurrido los días anteriores al 1-O y esa misma jornada.

El comisario ha planteado que en los días previos al 1 de octubre de 2017 hubo unos 80 incidentes, entre ellos «ataques a comisarías, cuarteles de la Guardia Civil, partidos políticos, personas, al delegado del Gobierno», es decir a todos los que se opusieron a la celebración del referéndum.

Esos incidentes incluyen varios escraches a policías o guardias civiles que se alojaban en hoteles, situaciones de «acoso», exigencias de que se fueran, la expulsión del hotel en el que se alojaban en Calella, en Pineda, en Reus o en Lloret. «Fueron hechos de mucha gravedad», ha declarado.

Al margen de esos 80 incidentes, otro informe policial constató 37 ataques a sedes del PSC, a ayuntamientos o a alcaldes de ese partido porque no habían cedido los locales municipales como centros de votación.