Ali Mohamed.

ECS. Madrid. | Desde que Trump pretendiera otorgar a través de un tuit la soberanía del Sáhara Occidental a Marruecos, éste último se ha visto fortalecido hasta el punto de manejar una irresponsable cadena de crisis diplomáticas con varias capitales en distintos continentes. Han pasado seis meses desde la declaración y ningún país se ha unido a ella, contrariamente a las expectativas simplistas marroquíes, le condujeron a un desgaste diplomático que no ha cosechado más que rechazo y un aislamiento diplomático sin precedentes. Solo y atrincherándose en el tuit de Trump, Marruecos continúa 

Desde la llegada al poder de la Administración Biden, muchas fueron las especulaciones acerca de lo que haría con la decisión tomada por su antecesor a días de dejas la presidencia. Durante cinco meses, Biden y su equipo fueron sometidos a un escrutinio constante tanto por la prensa como por varios líderes, acerca de su posición sobre el Sáhara Occidental, un conflicto reavivado que implica a uno de sus socios, sin embargo, como dijeron varios expertos, Biden tardaría en dar un mensaje. Jugando con los tiempos y acontecimientos, con una táctica progresiva de »medidas a medias», la Administración Biden, a través de su portavoz Ned Price, eligió el momento perfecto para pronunciarse, en mitad de la crisis marroquí con Alemania, España y la UE, soltando un breve pero definitivo mensaje sobre el que Marruecos no se ha pronunciado aún todavía, a pesar de que afecta a su atribuida »integridad territorial sobre el Sáhara Occidental».

No tengo nada que anunciar en este momento, pero ciertamente la política de esta administración respecto al Sáhara Occidental es totalmente diferente a la de Trump. Cuando se trata del Sáhara Occidental, consultamos en privado con las partes implicadas sobre la mejor manera de detener la violencia y lograr un acuerdo duradero. – NED PRICE.

Por si fuera poco entendible el mensaje, se apresuró el Congreso de los EE.UU a despejar las dudas que quedaban bloqueando la apertura del consulado ilegal estadounidense en la ciudad ocupada Dajla (antigua Villa Cisneros) y una operación de venta de drones armados Reapers. Dos compromisos contenidos en el acuerdo sobre el reconocimiento por parte del expresidente Donald Trump de la supuesta soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental a cambio de la formalización de las relaciones entre Rabat y el estado hebreo.

Instrumentalización ilegal para obtener una soberanía ilegal. Marruecos, la inmigración y el Sáhara Occidental como ingredientes.
El pasado jueves, el Parlamento Europeo aprobó condenar Marruecos por el uso que hace de la migración con fines políticos, en referencia al hecho de que Rabat permitió el paso de miles de migrantes el pasado mes de mayo, incluidos menores no acompañados, a territorios españoles como reacción a la hospitalización en España del presidente saharaui, Brahim Ghali, en el marco de una estrategia de presión para lograr que Madrid siguiera la declaración de soberanía de Trump.

El Parlamento Europeo fue contundente “rechaza el uso por parte de Marruecos de controles fronterizos y la migración, en particular de menores no acompañados, como medio de presión política sobre un Estado miembro de la Unión, lamenta en particular que niños, menores no acompañados y familias hayan cruzado la frontera entre Marruecos y la ciudad española de Ceuta, poniendo claramente en peligro sus vidas y su seguridad ” , según la resolución.

Recordó que “el ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos reconoció que la entrada masiva de miles de personas, incluidos niños, se debió directamente al hecho de que el líder del Frente Polisario había sido recibido en España ” y que “en un comunicado oficial publicado posteriormente, las autoridades marroquíes señalaron como motivo real la posición ambigua de España sobre el Sáhara Occidental” .

Asimismo, el Parlamento “recuerda que la protección y seguridad de Ceuta concierne al conjunto de la Unión Europea porque la ciudad autónoma forma parte de sus fronteras exteriores”.

El mismo día de la condena a Marruecos, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, afirmó que la posición de su país frente a la cuestión saharaui “no ha cambiado” . Precisó que “la solución definitiva del conflicto solo se puede lograr mediante la aplicación de las resoluciones pertinentes emitidas por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el marco de medidas acordes con los principios y objetivos de la carta de las Naciones Unidas”.

Marruecos comienza a pagar por su diplomacia inmadura e irresponsable, llegados a este punto, con la crisis con España y Alemania aún en curso y susceptible a tensiones, ya que el TJUE se pronunciará pronto sobre la extensión del acuerdo comercial UE-Marruecos que incluye las zonas ocupadas saharauis, se podría decir que la declaración de Trump nació muerta, ligarla a una formalización bilateral ha limitado la extensión de relaciones al máximo nivel de los estados involucrados (Marruecos-Israel), además de demostrar claramente que no podrá obtenerla si no es solo imponiéndola a través de su especialidad: violando el derecho internacional.

Fuente: El confidencial Saharaui

DEJA UNA RESPUESTA