El pasado 25 de enero se disputó un partido entre los equipos RCD Espanyol y Athletic Club en el que el delantero del Athletic Club, Iñaki Williams, recibió insultos racistas por parte de dos aficionados del RCD Espanyol. Cuando el delantero de piel negra estaba siendo sustituido recibió abucheos y gritaron de forma repetida «uh, uh, uh», onomatopeya que imita el sonido emitido por los primates.

Gracias a las imágenes de seguridad del día y la localización de la zona exacta de la grada del estadio desde donde se estaban profiriendo los insultos racistas se pudo identificar a los tres autores, dos adultos y un menor de edad.

La Liga Nacional de Fútbol presentó una denuncia ante la Fiscalía de Barcelona en la que relataba como Iñaki Williams había recibido gritos de menosprecio hacia su persona, con la intención de humillarle y lesionar su dignidad por motivos racistas.

Los dos adultos fueron citados en calidad de investigados ante los Mossos d´Esquadra, uno de ellos no acudió a la comisaría y el otro se acogió a su derecho a no declarar.

Es la primera vez que el departamento de Delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía de Barcelona presenta una querella por insultos racistas contra un jugador en un campo de fútbol.

El fiscal considera que los hechos suponen un presunto delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas por discriminación por su nación u origen nacional.

Eco desde el extranjero

La prensa extranjera se ha hecho eco de la primera vez se investiga en España insultos racistas a un futbolista. El diario belga Le Soir recoge como un fiscal de Barcelona ha abierto un procedimiento contra dos seguidores del club RCD Espanyol por insultos racistas hacia el delantero del Athletic de Bilbao, Iñaki Williams, en un partido entre ambos equipos.

Además, resalta que se les acusa de violar los derechos fundamentales y atentar contra la dignidad de las personas por razón de discriminación ligada a la nacionalidad u origen.

The Republic señala que la justicia española va a investigar los insultos racistas por parte de unos espectadores a Iñaki Williams en los que imitaron y profirieron gritos de monos hacia el delantero de piel negra.

Reuters ha recogido la reacción del futbolista del delantero del Athletic Club que calificó de «paso muy importante» la noticia de que un tribunal español esté investigando los insultos racistas que sufrió durante un partido contra el Español de Barcelona y ha celebrado la investigación asegurando: «vivimos en una sociedad que necesita muchos cambios y éste es uno de ellos».

El periódico francés Ouest-France informa de que se ha abierto una investigación por insultos racistas en el fútbol en España. Ouest-France señala que por primera vez un tribunal de Barcelona ha iniciado un procedimiento contra dos seguidores de fútbol por insultos racistas y cánticos imitando a monos contra Iñaki Williams en un partido entre el Español y el Athletic de Bilbao, a los que el fiscal les acusa de violar los derechos fundamentales del futbolista.

La prensa extranjera se hace eco de la primera vez que se investiga en España insultos racistas a un futbolista
La prensa extranjera se hace eco de la primera vez que se investiga en España insultos racistas a un futbolista

Erradicar el racismo de los campos de fútbol

El discurso de odio, en particular los insultos racistas y machistas, son habituales cada semana en el fútbol y suelen tener poca repercusión mediática. También se normalizan, y silencian, los incidentes violentos, las medidas especiales o despliegues policiales en cada partido.

Seguramente no existen soluciones mágicas, pero manteniendo la situación actual, el fracaso es seguro. Hay múltiples ámbitos de acción y, para empezar, pueden revisarse, por una parte, la voluntad de implementar políticas públicas y ejecutar acciones institucionales, sanciones y medidas policiales contra el delito de odio; por otra, se precisa asumir y visibilizar que somos una sociedad etnocéntrica, con discursos y actitudes racistas y machistas sistémicos y normalizados y se precisa asumir la responsabilidad para cambiarla, desde caminos como la sensibilización o el cambio de lenguaje como punto de partida eficiente.

En España, desde 2007 la ley condena las declaraciones, gestos o insultos mediante cánticos, sonidos o consignas… dentro y fuera de los estadios. Sin embargo, se observa falta de voluntad y acción de las instituciones responsables, deportivas, policiales y judiciales, dado que la experiencia muestra una limitada efectividad de la aplicación legal.

Ampararse en la negación del propio racismo argumentaría la inexistencia de sanciones, de cierres de gradas o de estadios… proporcionando impunidad e invitando a continuar las agresiones racistas sin miedo a las consecuencias.

Fuentes: Radiocable, Le Soir, The Conversation, Fuentes propias