La presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador, Elizabeth Cabezas, será investigada por una comisión multipartidista por sus polémicas manifestaciones que salieron a la luz en un audio, resolvió este domingo una instancia legislativa.

El Consejo de la Administración Legislativa (CAL) adoptó la medida por unanimidad, con seis votos a favor de los integrantes del órgano legislativo, tras una solicitud en ese sentido planteada por la asambleísta Amapola Naranjo, del bloque Revolución Ciudadana, leal al expresidente Rafael Correa.

Así lo informó la propia Asamblea y asambleístas participantes en la sesión.

La comisión también tiene entre sus funciones investigar a la ministra del Interior, María Paula Romo, a quien telefoneó Cabezas durante la sesión del Legislativo según se desprende de la grabación.

El video y audio, aparentemente captados del micrófono abierto de la presidenta de la Asamblea Nacional, fueron grabados este mes poco antes de que se procediera a dar paso a una votación sobre la solicitud formulada por un legislador correísta de crear una comisión que investigara los supuestos vínculos de círculos allegados al presidente Lenín Moreno con empresas opacas.

En la grabación -reconocida por Cabezas -, ella se sorprende de que los diputados socialcristianos tengan intenciones de respaldar la petición del diputado Rony Aleaga, a los que tilda de «hijos de puta», y procede a telefonear a la ministra del Interior.

Seguidamente le comenta a Romo, a la que califica de «hermana», que «los socialcristianos van a votar que sí».

«Nosotros ya les redijimos que abstención o en contra», agrega.

La presidenta del Parlamento advirtió entonces que «los socialcristianos» se podrían aliar en la votación con los correístas, a los que calificó de «imbéciles», antes de añadir: «nos joden».

La sesión parlamentaria en la que se debía resolver la creación de esa comisión que investigara a Moreno finalmente no prosperó.

La sesión del CAL convocada hoy no fue presidida por al propia Cabezas, que se inhibió de dirigirla por razones «éticas».

La jefa del Legislativo ecuatoriano también censuró que la misma propuesta para que se creara una comisión de indagación del audio fue presentada en dos ocasiones, la primera de las cuales no prosperó al no gozar de mayoría suficiente.

Tras ese hecho, Cabezas apeló a la Procuraduría General del Estado, que de acuerdo a la norma de la Función Legislativa, reseñó que «no es procedente que el CAL considere de nuevo lo que ya ha reconsiderado», en alusión a que la misma solicitud fue analizada dos veces.

«Terminada la sesión, el CAL dio paso a la solicitud de la asambleísta Amapola Naranjo a pesar del pronunciamiento del Procurador General del Estado y que en la denuncia no se adjuntó el disco compacto con la prueba anunciada en su solicitud escrita», concluye un comunicado difundido por la Asamblea.