La reconstrucción del bipartidismo, el segundo pilar del régimen

Al Sistema, con mayúscula, es decir a las fuerzas financieras y económicas que constituyen el núcleo del verdadero poder, le interesa esta recomposición del bipartidismo “clásico”. Actúa en consecuencia, imponiendo sus reglas