Borrador automático

Cuando era preguntada por la corrupción del Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso, la candidata del partido a la Comunidad de Madrid, hablaba en una entrevista con El Mundo de que ella era nueva, era regeneración: «Yo soy un nuevo candidato, con un nuevo equipo, con un nuevo proyecto y no tengo otra obligación que mirar para adelante. A mí se me tiene que juzgar por lo que yo soy, lo que yo he hecho y lo que yo represento«.

Dos meses después de esta entrevista, la candidata conservadora está a un paso de convertirse en presidenta de la Comunidad, pero entraría ya a gobernar con el lastre que supone el dinero que recibió su familia de una entidad semipública bajo sospecha, Avalmadrid.

Una empresa semipública prestó 400.000€ al padre de Ayuso por una nave escriturada en 26.000

A Díaz Ayuso le ha estallado en plenas negociaciones para acceder a un puesto con tanto poder y responsabilidad como ese los 400.000 euros concedidos a su padre por un organismo que ha regado con préstamos sin garantías a personas afines al PP y empresas amigas que acabaron quebradas.

La candidata siempre defendió su nombramiento, una sorpresa para muchos en el PP que lo atribuyen a una decisión personal de Pablo Casado, como una muestra de la «renovación» necesaria que tenía que llevar a cabo su partido. Otro posible lodazal de la gestión del PP en la Comunidad de Madrid.

Ciudadanos se manchará las manos

Ciudadanos, que se vende como la regeneración de la política, continuará dando gobiernos al Partido Popular, como es el caso de Ayuso. Por si esto fuera poco, la regeneración naranja consiste además en introducir a la ultraderecha en las instituciones.

Ciudadanos calificó Avalmadrid durante la campaña electoral como un «chiringuito ideado y pensado para unos pocos» y se comprometió a reformarlo. Su portavoz de Economía, Susana Solís, hizo preguntas parlamentarias y pidió comparecencias. Ahora, sin embargo, el partido guarda silencio sobre la polémica que rodea a Díaz Ayuso, la candidata con la que tratan de cerrar un pacto para entrar en el Gobierno regional.

Isabel Díaz Ayuso y Ciudadanos continúan negociando sin hacer declaraciones sobre Avalmadrid ni sobre las sombras que rodean al crédito de su familia mientras la oposición registra peticiones parlamentarias prácticamente cada semana que arrojen luz sobre esa entidad.

 

Deja un comentario