Por Carlos Martinez es secretario general del Partido Socialista Libre Federación (PSLF)
En fechas próximas 14 de Abril el volver a hablar de república en el estado español es imprescindible y lo es todavía más con el retroceso democrático y de falta de libertad que vivimos. Falta de libertad que el paro, la pobreza y las colas del hambre acrecientan. Porque para ser libres las personas necesitan tener el pan, el techo y el trabajo o una renta vital y básica aseguradas.

La monarquía que sufrimos desde la restauración a finales del siglo XIX, no es sino una conjunción o alianza de defensa mutua entre las castas y clases privilegiadas, las grandes empresas y bancos y una familia de impresentables que les garantiza poder político y ellos se garantizan la supervivencia de una dinastía a cambio de favores mutuos y control político.

Reivindicar la República es reivindicar el futuro, la modernidad y la justicia. Por eso recordamos la II República, porque históricamente ha sido el periodo más democrático, liberal en el buen sentido de la palabra y justo que hemos vivido en siglos.

La II República instauro las bases del estado del bienestar, trajo una verdadera democracia y dio el voto a las mujeres que por razón de su sexo -no lo olvidemos- no tenían derecho al mismo, así como estableció hitos importantes de reparto de la riqueza con la implementación de la reforma agraria.

La República llegó ante la crisis política de una monarquía corrupta, militarista y reaccionaria y fue apoyada en su nacimiento por liberales ex monárquicos ante la crisis del sistema. Pero también sufrió dos duros embates que dificultaron su desarrollo, la crisis económica mundial del 1929 muy reciente y en todo su apogeo y el auge de los fascismos en Europa, que desde sus inicios atacaron al nuevo régimen.

Nadie ha hecho tanto por la cultura y la educación en el estado español como la II República. No lo olvidemos. Ni por el laicismo y la libertad.

Cuando la II República es víctima de un golpe de estado militar con claros apoyos civiles estamos ante una trama autoritaria, no lo silenciemos, que va más allá del fascismo. La mayoría de los golpistas y de los jefes militares golpistas eran monárquicos. Monárquicos de la época en España, es decir ultra reaccionarios, nacional católicos, fundamentalistas católicos diríamos hoy y defensores a ultranza de la propiedad de la tierra y de los privilegios, por eso el jefe golpista general Franco proclama a su dictadura un reino como símbolo de ligazón con la corona.

El pueblo defiende a la República como puede y gran parte de las instituciones incluso las armadas son fieles a la constitución. Pero los fascismos alemán e italiano, la monarquía británica y la cobardía francesa provocan el triunfo del golpe y hasta hoy.

Por eso la reivindicación republicana es tan importante y el socialismo fue y es republicano –la escisión felipista del PSOE no, pero eso la sitúa fuera del socialismo en mi opinión al menos- el socialismo solo llegó al gobierno con una república, antes nunca pudo debido a un régimen electoral primero censitario y luego corrupto y trucado llegar más allá de una minoría de cargos electos, no se olvide.

La República es imprescindible para acabar con la corrupción heredada del corrupto franquismo. Necesitamos república para acabar por el poder político de las grandes corporaciones y los bancos, la gran corte empresarial que protege a los borbones e instaura un poder no electo que impide derogar las reformas laborales, rebaja impuestos a los poderosos e impone la pobreza. Ata España a intereses extranjeros y la hace una colonia de los EEUU y sus aventuras. Pero sobre todo coarta la libertad. La libertad para poder ser iguales y la libertad para ser soberanos e independientes.

La democracia es república. Con democracia y un proceso constituyente, podremos elegir y tener derecho a decidir. Con la dinastía centralista borbónica nunca habrá derecho a decidir ni un ápice de federalismo.

Luchar por la democracia es hacerlo por la república en el estado español. Luchar contra la corrupción es defender la causa republicana. Por eso no somos republicanas y republicanos no solo el 14 de Abril, sino todos los días. Ese es el mejor homenaje que se puede hacer a una República que cumple los noventa años de su proclamación.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA