Este martes, el actual presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, ha estado en Madrid junto a su predecesor Alberto Núñez Feijóo. Allí ha arremetido contra Pedro Sánchez y ha defendido a Feijóo, aprovechando la invitación de un medio.

Rueda ha tenido que hacer frente a la herencia recibida del ahora líder de su partido y que le dejan en muy mal lugar a nivel nacional. En Galicia, Feijóo siguió un modelo sanitario basado en los recortes y las privatizaciones cuyas consecuencias se observan y pagan ahora.

Por ello, ha llamado la atención que Rueda vaya al centro de la polémica sanitaria, que hasta ahora estaba tapando el escándalo de la gallega y que está a la par, e incluso supera, el nivel de caos de la madrileña.

La sanidad gallega y madrileña a la par en caos y gestión deficiente
La sanidad gallega y madrileña a la par en caos y gestión deficiente

Ya en 2015, decenas de personas en Vigo salían a la calle para quejarse contra las políticas sanitarias de Feijóo. Ese mismo año tuvo lugar una huelga general en el sector público sanitario. A esa queja le han sucedido otras en 2018, en 2021 y en 2022, además de paros y recogidas de firmas. Y este año, según los defensores de lo público, el caos ha alcanzado una etapa nunca vista antes.

La pandemia de Covid-19 provocó que lo que venían denunciando los profesionales y usuarios se hiciera más evidente, pero Feijóo le dio la vuelta a la tortilla y apareció como uno de los gestores «estrella» de la misma.

En 2020, cuando Feijóo renovó su mandato decidió prescindir del que fuera su conselleiro de Sanidade durante la pandemia, Jesús Vázquez Almuíña, algo que chocó con la catalogación como sobresaliente de la gestión del período Covid.

Los defensores de la sanidad pública, junto con los médicos y el personal de enfermería, llevan tiempo denunciando recortes y falta de inversión en la sanidad gallega. El área sanitaria de Pontevedra-O Salnés es una de las que ha permitido aflorar con más claridad la gestión caótica de la administración autonómica, con algunos episodios que han puesto en peligro la salud de algunos usuarios.

Lo que sucede en Madrid es similar a lo que ocurre en Galicia o viceversa: falta de médicos, cierre de servicios de urgencia, atención primaria debilitada, problemas graves con algunos de los servicios de ambulancias, caos en varios de los grandes hospitales, dimisiones de equipos de gerencia, etc.

Pero la herencia de Feijóo todavía va más allá al acumular la mayor precariedad entre el servicio de enfermería, un asunto que ha llegado incluso a la Unión Europea.

La presencia de Alfonso Rueda en Madrid este martes ha servido para recordar que lo que ocurre en Madrid en materia sanitaria es lo mismo que sucede en Galicia desde hace más de una década.

DEJA UNA RESPUESTA