La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) ha lanzado un dardo al sector privado por haberse «puesto de perfil frente evitando el riesgo o traspasándolo a la Sanidad Pública”.

«Los hospitales y clínicas privadas derivan a la Sanidad Pública todos los casos sospechosos. Los seguros privados de salud ya han declarado que no cubren el coronavirus por ser una pandemia», ha señalado.

A juicio de Afem, «queda claramente de manifiesto que el objetivo de la sanidad privada no es procurar salud, ni mucho menos colaborar con el sistema público», sino que «su objetivo es ganar dinero, como cualquier empresa privada y el método es seleccionar bien el riesgo para traspasarlo o evitarlo».

Este colectivo también pone el acento sobre el SERMAS, cuyas relaciones “no van a mejor”. “Se pide a compañeros infectólogos que se queden por la tarde a cambio de nada y lo hacen por sentido de la responsabilidad”, desvelan esta asociación, que defiende que “más digno sería que las gerencias ofrecieran una remuneración a cambio, que hasta el momento solo se ha ofrecido en el Summa 112”.

“Se da el caso”, explica la asociación, “que en algún gran hospital se eliminaron las guardias de esta especialidad y ahora se acuerdan del error pero sin subsanarlo”.

Un 112 desbordado

La crisis por el coronavirus ha «desbordado» el Summa 112, según explica AFEM, quien señala también que “las tomas de muestras en domicilios tardan varios días y se demoran las confirmaciones y su comunicación a los profesionales sanitarios”. Además, “los traslados de pacientes que requieren ingreso tras su valoración en domicilio tardan varias horas, con el consiguiente riesgo de exposición de profesionales y familiares”.

Avisa también la asociación que los Centros de Salud “empiezan a bloquearse al no existir un teléfono directo para profesionales, que tienen que contactar a través del 061 por las tardes, teléfono que también recibe llamadas de los ciudadanos y está saturado”. Esto provoca “esperas inadmisibles de más de una hora para recibir instrucciones desde el 112 o Salud Pública, colapsándose la atención sanitaria”.

De igual manera, “las exposiciones de riesgo producidas por demoras en la confirmación de los casos o por errores de comunicación a Atención Primaria se están considerado de bajo riesgo”.

Así a todo, AFEM anuncia que “los profesionales seguiremos estando en nuestro puesto, velando por nuestros pacientes, con la sensación de cumplir con nuestro objetivo”. “No es la primera vez que pasamos de héroes a denostados por algún consejero”, recuerdan estos médicos madrileños, que ve a la población “mucho más tranquila de lo que lo están los políticos, los empresarios y la bolsa”.