La Seguridad Social destinará 151.492 millones de euros directamente a las familias, un 6,7% más

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha presentado esta mañana el Presupuesto de la Seguridad Social para 2019, que alcanza los 151.492 millones de euros. Las cuentas se caracterizan por un incremento en un 6,7% del gasto en prestaciones económicas que van directamente a las familias españolas.

Del total, la partida más importante de gasto corresponde a las pensiones contributivas, que se incrementan en un 6,4% respecto al año anterior y suman más de 135.267,63 millones de euros, un 10,8% del PIB previsto.

En cuanto a los ingresos, la Seguridad Social prevé un total de 123.584 millones de euros por cotizaciones sociales, más del 7,5% respecto a 2018. Una cifra que se basa como principal fuente de financiación en las cotizaciones sociales, que se elevan al 77,14% del total de los ingresos.

El presupuesto consolidado de la Seguridad Social para 2019 asciende a 164.673,77 millones de euros.

Más protección social

El sistema de protección social español dispondrá este año de 151.492,83 millones para pagar las pensiones, la incapacidad temporal, las prestaciones familiares, la prestación por maternidad y paternidad, así como las restantes prestaciones del sistema. Esta cifra supone un crecimiento del 6,7% en relación a 2018.

En un resumen de las novedades más destacadas en el Presupuesto para 2019, hay que señalar las recogidas en el Real Decreto-Ley 28/2018 del pasado 28 de diciembre, en el que se materializa la recuperación del mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones, ya que prevé la compensación de la posible desviación respecto al IPC, al tiempo que establece una revalorización de las mismas del 1,6%, con carácter general y del 3%, en el caso de las mínimas y no contributivas.

También beneficia a las pensiones de viudedad de los mayores de 65 años, que verán incrementado en 4 puntos el porcentaje que se aplica para el cálculo de su pensión, hasta alcanzar el 60% de la base reguladora. Las pensiones de viudedad experimentan, de esta manera, un crecimiento de ocho puntos en el cálculo de la base reguladora, cuatro en 2018 y otros cuatro en 2019.

En el texto se reconoce el coeficiente reductor de la edad de jubilación a las personas integrantes de los Cuerpos de Policía Local, a cambio de un refuerzo en la cotización del colectivo para mantener el equilibrio del Sistema; y se permitirá la jubilación parcial de los trabajadores de empresas industriales, vinculando este retiro a un contrato de relevo. Ambas medidas tienen como objetivo el rejuvenecimiento de las plantillas garantizando al mismo tiempo los derechos y la protección social de los trabajadores.

El Presupuesto recoge asimismo la ampliación en 2019 del permiso por paternidad a ocho semanas, para lo que se ha consignado una dotación de 825,10 millones de euros. Esta medida responde al compromiso del Gobierno de avanzar en la conciliación familiar y promover la igualdad de género.

En cuanto a las prestaciones familiares, hay que señalar el incremento por hijo a cargo, que supone una subida de un 16% llegando a 341 euros, que alcanzará los 588 euros en caso de pobreza extrema. El presupuesto global será de 1.862 millones. También se mejora en 4,9 millones de euros la dotación para la protección de los huérfanos en el marco del Pacto contra la Violencia de Género.

El gasto en Incapacidad Temporal es la siguiente partida de gasto, 8.637,09 millones de euros, una partida que aumenta un 8,24% en consonancia con el incremento del empleo.

El complemento a mínimos, que es la garantía del cobro de la pensión mínima establecida cada año para cada situación y con los requisitos establecidos, tiene una dotación este año de 7.326,43 millones de euros.

En diciembre del pasado año, más de 2.377.173 personas cobraban pensiones complementadas a mínimos, (el 24,5% del total), de las que el 65% son mujeres.

Los ingresos por cotizaciones aumentan el 7,5%

La principal fuente de financiación de la Seguridad Social corresponde a los ingresos por cotizaciones. Para 2019 está previsto que alcance los 123.584 millones de euros, lo que supone un 7,5% más que el año anterior y que permitirá financiar un 77,1 por ciento del Presupuesto total.

El crecimiento responde a varios factores como la subida del Salario Mínimo Interprofesional que en 2019 se sitúa en 900 euros mensuales, un 22,3% más, que determina la subida en el mismo porcentaje de las bases mínimas de cotización. Asimismo, se elevan las bases máximas en un 7%. En este sentido hay que señalar el acuerdo en el Régimen de Autónomos que ha permitido incrementar el tipo de cotización de estos trabajadores al 30% y que conlleva la cotización obligatoria por contingencias profesionales y por cese de actividad. Las bases mínimas para el colectivo
suben este año un 1,25%.

Por otro lado, se recupera la figura de las personas cuidadoras no profesionales, que se ocupan de familiares que se encuentran en situación de dependencia. Estas nuevas cotizaciones reportarán 315 millones de euros en cuotas sociales que financia el Estado.

Otra de las novedades que incorporan las Cuentas es la ampliación del subsidio por desempleo para trabajadores de entre 52 y 55 años. En estos supuestos, será el Servicio Público de Empleo Estatal quien abone la cotización por jubilación, cuota que será equivalente al 125% de la base mínima de cotización.

Además, el proyecto de Presupuestos incluye otras medidas de menor impacto pero que contribuyen a mejorar la recaudación y la protección social. Es el caso de la cotización por estudiantes universitarios en prácticas o la suscripción de convenios especiales para trabajadores con carreras de cotización cortas y el incremento de la cotización en contratos de duración inferior a 7 días.

En 2019 la Seguridad Social recibirá, al igual que en los últimos dos años, un préstamo del Estado. En este ejercicio alcanza un importe de 15.164 millones de euros, complementado con una transferencia de 850 millones para apoyar la sostenibilidad presupuestaria de la Seguridad Social. Ambas transferencias permitirán mantener el equilibrio presupuestario para el presente año y proporcionar una cobertura adecuada a las obligaciones de la Seguridad Social.

Deja un comentario