La Sexta ha decidido cancelar su debate del 26 de abril tras los acontecimientos sucedidos este viernes en el debate de La SER por la campaña electoral madrileña y tras conocer la negativa de varios candidatos a mantener nuevos debates.

Es el caso de Pablo Iglesias, candidato de Unidas Podemos, y también de Mónica García, su homóloga en Más Madrid, quienes han anunciado que no tiene sentido participar en más debates de cara a las elecciones autonómicas del próximo 4 de mayo en Madrid después de lo ocurrido con la ultraderecha.

Pablo Iglesias ha abandonado el estudio de radio porque Vox insistía en cuestionar la veracidad de las amenazas de muerte al exvicepresidente, el ministro Marlasca y  a la directora de la Guardia Civil. «Esto es muy grave. La tolerancia e impunidad que ha habido con este tipo de amenazas han hecho que vayan a más», ha comenzado el candidato de Unidas Podemos en el primer turno de palabra.

Rocío Monasterio, candidata del partido de extrema derecha Vox, le ha dado la réplica: «Nosotros condenamos todo tipo de violencia. Me hubiera gustado que Iglesias hubiera condenado la violencia que sufrimos en Vallecas», y ha añadido: «Si usted es tan valiente, levántese y lárguese». A lo que el candidato de Unidas Podemos ha respondido: «Creo que estáis cometiendo un error blanqueando que estén defendiendo cosas en contra de la democracia. Nosotros no vamos a debatir con la ultraderecha», ha afirmado, para coger su mascarilla, levantarse y abandonar el set.

Intento infructuoso por parte de Barceló

Angels Barceló, moderadora del debate ha intentado que se quedara y mientras mantenía a Iglesias agarrado del brazo, reprendía a Monasterio su actitud, alegando que «esto no es un espectáculo, es un debate electoral entre demócratas». «Quiero que usted responda a la provocación de la ultraderecha. Le voy a pedir que no se vaya muy lejos», le rogaba la periodista al candidato de Unidas Podemos, mientras este, finalmente, salía del plató.

Tras esto, la candidata de Vox no se ha quedado ahí y ha continuado con sus ataques. «Venga, me alegro, fuera del plató que es donde tienes que estar, y fuera de la política», ha espetado. «Estamos mejor ahora (…) Ha salido huyendo, igual que ha salido del Gobierno huyendo», ha farfullado, acusando además a Barceló de ser una «activista» y «agarrándole de la manita» a Iglesias.

Denuncia de Iglesias

Iglesias acudió a comisaría para presentar la denuncia por esa carta amenazante con cuatro balas y a su salida ha dicho: «Los demócratas no podemos blanquear a la ultraderecha (…) Se acabaron los debates con la ultraderecha. Los demócratas no podemos legitimar a la ultraderecha. No se puede consentir». A su juicio, «se ha normalizado y se ha blanqueado a la ultraderecha. He presentado una denuncia y espero que haya una respuesta judicial, pero también tiene que haber una respuesta de la ciudadanía», ha añadido a las puertas de la comisaría del Congreso.

La candidata de Más Madrid, Mónica García, también en el debate de la SER, ha reprendido a Monasterio y, al igual que Ángel Gabilondo, anunciaron que se irían del debate, lo que ha obligado a la SER ha darlo por terminado de manera anticipada.

DEJA UNA RESPUESTA