Por Lehbib Abdelhay/ECS

ARGEL (ECS).- El editorial del diario francés «Le Monde» del 5 de junio, publicado los días 6 y 7 de junio, fue calificado tanto por el gobierno de Argelia como por la sociedad civil del país norteafricano como un ataque desproporcionado dirigido a desestabilizar Argelia, haciendo sonar la trompeta de las potencias anti-argelinas y actores externos hostiles con el país. «Este ataque y prácticas deshonestas apuntan a crear áreas de turbulencia y tormenta en vísperas de las elecciones legislativas en nuestro país, y crear un clima de tensión, inestabilidad e inseguridad», declaró a ECSAHARAUI Mahrez Lamari de la sociedad civil argelina.

Lamari lanzó un contundente mensaje hacia el digital francés: »Este medio de comunicación inmoral e indignante es financiado y respaldado por el colonialismo, el sionismo y sus lacayos y aliados que Argelia expulsó de su territorio en la «revolución de noviembre» a costa de los grandes sacrificios y a costa de una lucha heroica, y que están tratando de regresar por todos los medios y bajo falsos pretextos creando conflictos internos y fomentando acciones subversivas que amenazan la estabilidad de Argelia.»

»Este editorial, apoya y mantiene las infiltraciones interesadas y perniciosas en los distintos ámbitos y entornos siguiendo las estrategias de las farmacias para torpedear el proceso de desarrollo de la Nueva Argelia, su estabilidad, su seguridad y su integridad territorial, Así mismo trabaja para confinar nuestra gente en batallas unitarias, prefabricadas iniciadas y mantenidas por el colonialismo y el sionismo para alentar y apoyar la contrarrevolución para desestabilizar el país», dijo Lamari.

Ante este tema fundamental y estas prácticas coloniales declaradas abiertamente hostiles a Argelia, »queremos recordar con contundencia al paraguas del diario Le Monde, patrocinador de la editorial anti-Argelia, que el pueblo argelino permanecerá de pie, vigilante, movilizado y actuará de la misma manera, con unidad para luchar y detener este enfoque colonial arrogante, inmoral e irresponsable que tiene como objetivo neutralizar Argelia, tierra de dignidad y libertad.»

»La situación exige que todo el pueblo argelino, ciudadanos, partidos políticos, sociedad civil eleven la vigilancia patriótica y una resistencia popular permanente y resuelta. También requiere que los ciudadanos argelinos estemos orgullosos de ello, que cerremos filas, que preservemos nuestra cohesión, nuestra unidad y nuestra solidaridad.» 

Mehrez añadió que »la dimensión ciudadana popular sabrá diferenciar lo verdadero de lo falso, lo racional de lo irracional, lo absoluto de lo relativo con el fin de seguir construyendo un nueva Argelia, fuerte, unida fiel a los sacrificios hechos por el uno y su entorno.»

»Millones de »chuhada» (mártires), juntos de la mano afrontaremos los desafíos internos y externos y juntos frustraremos las maniobras de los políticos y los intentos de desestabilizar nuestras filas y nuestra querida Argelia.», 


El próximo 12 de junio, el pueblo argelino y, en particular, su juventud, verdaderos artífices del cambio en Argelia, votará en las elecciones legislativas.

Lamari concluyó recordando al redactor del editorial del diario francés Le Monde y a sus patrocinadores, a riesgo de volver a decepcionarlos, que Argelia seguirá apoyando y defendiendo a los pueblos oprimidos y colonizados y también continuará con fe y determinación llevando acciones concretas por las profundas y legítimas aspiraciones de los pueblos de África por la libertad, dignidad, desarrollo, justicia, solidaridad, buena vecindad, paz, seguridad y contrarrestar todas las formas de retorno del colonialismo en África.»


Mahrez Lamari es un activista por los derechos humanos y de los pueblos, ex presidente del comité nacional argelino de solidaridad con el pueblo saharaui.

Fuente: El confidencial Saharaui

DEJA UNA RESPUESTA