La ONG Transporte y Medio Ambiente (Transport & Environment) ha revelado hoy un estudio de la Comisión Europea que ésta mantenía en secreto. En su estudio, la Comisión Europea concluye que una tasa europea sobre el queroseno reduciría un 11% las emisiones de CO2 de la aviación europea sin efecto negativo sobre la economía.

A diferencia de Estados Unidos, Australia, Canadá, Japón o incluso Arabia Saudí, los estados miembros de la UE no tasan el queroseno. Según el estudio, una tasa del 33% por litro para el queroseno permitiría emitir 15,4 millones de toneladas menos de CO2 y contribuiría considerablemente al cumplimiento de los objetivos climáticos del Acuerdo de París. 

Declaraciones de Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO en el grupo Verdes/ALE:

«La UE debe dejar de ser un paraíso fiscal para el queroseno y convertirse en pionera de la acción climática mundial. La aviación debe contribuir al cumplimiento de los objetivos climáticos marcados en el Acuerdo de París. El sector de la aviación es responsable de una contaminación masiva y no puede seguir disfrutando de la ventaja competitiva sobre otros medios de transporte que sí pagan impuestos por sus emisiones. Es urgente que la UE actúe para limitar la contaminación de este sector, así como del transporte marítimo.

El estudio deja claro además que la tasación del transporte aéreo para proteger el clima no supone un peligro para el empleo. Y ya sabemos que el cambio climático, sin embargo, sí.

Miles de jóvenes siguen reclamando acción climática a sus gobiernos y a la Comisión Europea. La comunidad científica no puede ya ser más clara y contundente en sus avisos y recomendaciones. A la UE le toca dar ejemplo y lanzar un plan de acción climática mundial que incluya una tasa al queroseno y una tasa europea sobre el CO2″.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario