La Unión Europea (UE) espera que el Reino Unido le informe sobre su plan para el «brexit» con «bastante antelación» respecto a la cumbre extraordinaria que celebrará el próximo 10 de abril, dos días antes de la fecha de salida británica y en la que podrían tener que debatir una nueva prórroga al proceso.

«(El presidente del Consejo Europeo, Donald) Tusk ha convocado una cumbre el 10 de abril para considerar el camino a seguir. Esperamos que el Reino Unido indique su plan para avanzar antes de ese día, con bastante antelación para que el Consejo Europeo lo pueda considerar», dijo una fuente europea a Efe.

El formato de la cumbre no se ha determinado aún, pero «se espera» que la primera ministra británica, Theresa May, intervenga ante sus homólogos de los Veintisiete al principio de la reunión, tal y como hizo en la cumbre de primavera en la que se le concedió una prórroga a la negociaciones del «brexit».

Tras el tercer rechazo al acuerdo de salida en el Parlamento británico este viernes, la nueva fecha de divorcio será el próximo 12 de abril, día en el que el Reino Unido saldrá de la UE sin un acuerdo a no ser que el Gobierno británico presente antes un plan alternativo, que forzaría la solicitud de una prórroga larga a las negociaciones.

En este escenario, que los líderes europeos abordarían en su cumbre extraordinaria del 10 de abril, el Reino Unido estaría obligado a participar en las elecciones europeas.