La Unión Europea reclamó este sábado la liberación de la veintena de tártaros detenidos esta semana en la península de Crimea por pertenencia al proscrito movimiento islamista Hizb ut-Tahrir, declarado por Rusia como organización terrorista.

Vídeo Recomendado:

En un comunicado de la oficina del portavoz de la alta representante de la UE, Federica Mogherini, la UE recuerda que no reconoce las decisiones jurídicas a las que Moscú pretende dar valor en Crimea, territorio que considera ilegalmente anexionado a Rusia.

En ese sentido, desacredita la reciente sentencia por una Corte de Crimea que pretende dejar en prisión provisional al grupo de tártaros hasta al menos el 15 de mayo.

El texto señala asimismo que la organización Hizb ut-Tahrir está, además, prohibida en Rusia pero no en Ucrania.

La UE señala que los tártaros son desproporcionadamente perseguidos como «defensores de los derechos humanos» y por rechazar abiertamente la anexión de Crimea a Rusia.

El Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia detuvo el 27 de marzo a la veintena de tártaros alegando que realizaban «actividades anticonstitucionales» basadas en la doctrina de la creación de un califato mundial, la destrucción de las instituciones laicas y el «derrocamiento violento de las autoridades».

Además, el FSB acusó a los miembros de conspirar y distribuir en la península una ideología terrorista y aseguró que «reclutaban a musulmanes crimeos».