La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido este miércoles en la Asamblea de Madrid los menús ofrecidos por empresas como Telepizza, Rodilla o Viena Capellanes a familias con derecho a beca de comedor por ser perceptoras de la Renta Mínima de Inserción (RMI).

Niños de más de 32 municipios de la región reciben de lunes a viernes 3.200, 600 y 660 menús respectivamente de cada una de estas compañías. Telepizza y Rodilla cobran a la Comunidad cinco euros por menú, mientras que Viena Capellanes recibe 7,30.

“Dicen que si yo le daría esta comida a mis hijos. Yo creo que a un niño le den una pizza no es un problema”, ha respondido Díaz Ayuso a las quejas de la oposición durante el pleno monográfico de la Asamblea, centrado en la crisis del coronavirus.

“Los niños que están en sus casas confinados, y hartos de estar ahí, tengan que aguantar los menús que le podrían poner sus señorías de Podemos, que a lo mejor son los de Venezuela, que es nada”, ha seguido. “Para ustedes será basura, para esos padres no era basura. Cuando hablan de esa manera, no me ofenden a mí, les ofenden a ellos”, ha añadido.

La Presidenta de la Comunidad ha rematado: “Seguramente a ustedes no les guste y no se las hayan comido en la vida pero a los ciudadanos y a los niños… Juraría que al cien por cien de los niños les encanta”.

Sin embargo, los ciudadanos y ciudadanas no piensan lo mismo que ayuso. «11.500 niños en Madrid llevan 46 días comiendo basura por un chanchullo de Díaz Ayuso con Telepizza», señalan en redes, donde hubo toda una guerra de reproches contra Ayuso.