COMUNICADO de La Vía Campesina

(Harare, Julio de 2021) La Vía Campesina expresa su solidaridad con el pueblo cubano, en especial con el campesinado, organizado en la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), organización miembro de La Vía Campesina, a la vez que denunciamos el bloqueo y la manipulación mediática para confundir al pueblo cubano y a la opinión pública internacional. Nos sumamos a la respuesta contundente de la mayoría del pueblo cubano en respaldo a su Gobierno y en defensa de la Revolución.

Al presente Cuba, además de padecer como el resto del mundo las graves consecuencias de la dura pandemia del COVID 19 que vivimos, debe hacerlo en el marco del bloqueo económico impuesto por Estados Unidos, y contra el cual recientemente votaron en contra 184 países en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU). El bloqueo es una política ilegal, ilegitima y nefasta que ya era criminal antes de la pandemia, y que desde la llegada del COVID es directamente un crimen contra la dignidad humana.

Debido al bloqueo económico Cuba no cuenta con las posibilidades de producción o adquisición de medicamentos o insumos que tienen los demás países del mundo, debido a las injustas y asesinas políticas del bloqueo, asimismo, padece un incremento de los casos de Covid que a pesar de tener excelentes profesionales de la salud y centros de investigación, lo cual hace de esta difícil situación una bandera política para intentar crear desestabilización e intervencionismo, atentando así contra la soberanía de este pueblo.

Hacemos eco de la declaración de la ANAP, quienes en representación de lxs campesinxs cubanos y sus familiares, apoyan resueltamente las declaraciones de su Gobierno en respuesta a las acciones promovidas por el imperialismo norteamericano para desestabilizar el país.

Históricamente el campesinado, un sector que ha acompañado al proceso revolucionario desde los tiempos de Céspedes y Martí, hoy se une más que nunca en defensa de la Revolución, esa que puso en sus manos las tierras y los recursos para hacerlas producir, que eliminó las injusticias, los desalojos, los crueles asesinatos; una Revolución que ha educado y brindado salud y bienestar a las humildes masas campesinas, desposeídas y olvidadas antes de 1959, construyendo decididamente la Soberanía Alimentaria frente a las dificultades que implican un bloqueo económico, la mayor razón de los problemas que deben enfrentar.

Tal como lo afirma el comunicado de la ANAP “las pérdidas que el bloqueo ha ocasionado a la agricultura cubana en estos 62 años son cuantiosas. Más también se ha demostrado la capacidad del campesinado en la búsqueda de alternativas y soluciones ante los problemas ocasionados por el Bloqueo impuesto a Cuba”.

Las políticas de Cuba para alcanzar la Soberanía Alimentaria y Seguridad Alimentaria tampoco se han detenido, incluso, han sido catalogadas por organizaciones internacionales como la FAO como programas de avanzada. En medio de la compleja situación epidemiológica que atraviesa el país hermano, el llamado al sabotaje, al vandalismo y a la violencia, no es otra cosa que un vil hecho de oportunismo e intervención.

Es así que como La Vía Campesina nos unimos a la comunidad internacional que exige el fin del bloqueo inmoral a Cuba, y llamamos a nuestras organizaciones miembros, amigxs y aliadxs a movilizar la solidaridad y a estar alertas contra cualquier tipo de injerencia y atentado contra la soberanía de Cuba.

¡La Solidaridad es la ternura de los pueblos!

https://bit.ly/36Rb4IN

DEJA UNA RESPUESTA