La abogada de la menor indica que los grupos que defienden a los exjugadores están «criminalizando a la víctima»,

Carlos Cuadrado ‘Lucho’, Víctor Rodríguez ‘Viti’ y Raúl Calvo, los tres ex jugadores de la Arandina CF condenados a 38 años de prisión cada uno por un delito de agresión sexual a una menor de 15 años, mantienen su condición de libertad provisional tras la vista celebrada ayer en la Audiencia Provincial de Burgos.

El Ministerio Fiscal solicitó su comparecencia para la modificación de su situación personal después de la sentencia, pero la Sala ha decidido mantener la situación que tenían hasta ahora a la espera de que la sentencia sea firme porque los condenados han «cumplido las obligaciones impuestas de presentaciones periódicas ante los Juzgados», «se han mantenido a disposición de la Justicia y han acreditado arraigo, por lo que no hay riesgo de fuga».

Llama la atención esta situación cuando la víctima de la agresión «está encerrada en casa sin poder salir», tal y como indica su abogada, Patricia Ortiz, quien ha denunciado los ataques a la niña tanto en el pueblo como a través de las redes sociales: «Lo está pasando francamente mal».

En los últimos días diversas concentraciones en localidades de Castilla y León han mostrado su apoyo a los jugadores mientras mensajes enviados por la víctima incluidos en el sumario y estudiados en la sentencia eran difundidos en las redes sociales.

La letrada ha considerado que los grupos que defienden a los exjugadores están «criminalizando a la víctima», por lo que ha pedido «respeto a la sentencia» y que se utilicen «los recursos establecidos por la ley» para «protestar» contra la resolución judicial

Ortiz ha remarcado que en estos casos «el testimonio de la víctima es muy importante», pero ha añadido que los jueces han tenido en cuenta para dictar su resolución «todo lo que allí se ha dicho», en referencia al juicio y los testigos y peritos que han declarado.

Decenas de personas se han concentrado a lo largo de la mañana frente a la Audiencia Provincial de Burgos, varias en apoyo a la víctima con gritos de «¡Yo sí te creo!» frente a personas en apoyo a los condenados con pancartas a favor de los jugadores con lemas como «su palabra no vale más que la vuestra» o «Justicia cobarde y manipulada».