En un emotivo episodio durante la capilla ardiente celebrada en la Comandancia de la Guardia Civil en Pamplona, la viuda de David Pérez Carracedo, guardia civil fallecido en un trágico incidente con una narcolancha en Barbate (Cádiz), se negó a permitir que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, colocara una medalla en el féretro.

Durante la ceremonia, Marlaska se acercó para recoger la medalla que un agente de la Guardia Civil llevaba consigo con la intención de honrar al agente fallecido. Sin embargo, en ese momento, la viuda expresó su desacuerdo con que fuera el ministro quien realizara este gesto, argumentando que su esposo «no hubiera querido esto».

Testigos presentes en la capilla ardiente informaron que algunos asistentes aplaudieron en apoyo a la decisión de la viuda. En última instancia, fue el propio agente que portaba la medalla quien se encargó de colocarla en el féretro que albergaba al agente fallecido.

La viuda de un guardia civil fallecido en el incidente con una narcolancha en Barbate se niega a que Marlaska le coloque una medalla
La viuda de un guardia civil fallecido en el incidente con una narcolancha en Barbate se niega a que Marlaska le coloque una medalla

Fuentes del Ministerio del Interior indicaron que la ceremonia se llevó a cabo en privado y declinaron hacer comentarios sobre el acto. Aclararon que el ministro del Interior, acompañado por el director general de la Guardia Civil y otras autoridades, asistió a la capilla ardiente para expresar sus condolencias a los familiares, amigos y compañeros del guardia civil fallecido.

David Pérez Carracedo, de 43 años, residía en Sarriguren, Navarra, junto a su esposa e hijos de 9 y 6 años. Era miembro del Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil. La trágica pérdida ha conmovido a la comunidad, y la capilla ardiente se convirtió en un espacio para rendir homenaje y expresar el pesar por la partida de este valiente agente.

DEJA UNA RESPUESTA