Iria Bouzas

El nuevo enlace de la A-52 con un polígono industrial en el núcleo de Santa Marta, perteneciente al municipio Orensano de San Cibrao das Viñas, ha levantado las iras de muchos vecinos y grupos ecologistas al conocerse la noticia de que implicará la tala de varios árboles centenarios entre los que se incluye un roble de más de 300 años.

Se han recogido firmas por parte de los habitantes del municipio y se le ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio que de un paso atrás y replantee el trazado del vial para que la construcción del mismo no suponga un “problema ambiental grave”.

Hace cerca de tres meses, un grupo de vecinos solicitó la inclusión de este roble en el Catálogo de Árboles Singulares de la Xunta de Galicia pero dicha petición fue denegada.

Gallega sobre todas las cosas. Directora comercial. Escribo en Diario SXXI, Papel de Periódico y Contrainformación.

Deja un comentario