Ese jueves, el líder del PP, Pablo Casado, ha criticado el acto de «propaganda» sobre la destrucción de las armas usadas por una decena de comandos de ETA que ha protagonizado el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ya que, según ha insistido está llegando a «pactos con Bildu» y realizando un «acercamiento a presos etarras» a cárceles próximas al País Vasco.

Y así lo ha expresado a través de su cuenta de Twitter: «La sociedad española derrotó a ETA con la Ley, los Cuerpos de Seguridad y la cooperación internacional. Al Gobierno le sobran los actos de propaganda, los pactos con Bildu y los acercamientos de presos etarras. Por la memoria, dignidad y Justicia de las víctimas del terrorismo».

El periodista vasco Gorka Landaburu, que recibió en su periódico un sobre bomba de ETA que le dejó graves secuelas, ha respondido a Casado: «Sr. @pablocasado_somos muchas las víctimas que aprobamos el acercamiento de presos de ETA y, que no lo utilizamos con interés partidista. Le recuerdo que Aznar acerco a 180 cuando la organización estaba activa. ETA desapareció hace 10 años. Cambie de discurso si pretende avanzar».

El acercamiento de presos de ETA

En cuanto al acercamiento de los presos que en España cumplen condena por crímenes de ETA, han sido los gobiernos de Aznar los que más terroristas presos han acercado a sus lugares de origen: 426 en la etapa 1996-2004. Durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fueron acercados 337 presos.

El pasado mes de octubre, Pedro Sánchez, aceleraba el acercamiento de presos de ETA a cárceles próximas a Euskadi. Aprobar un cambio en la política penitenciaria ha sido una de las reclamaciones que tanto EH Bildu como PNV, dos de los apoyos del Gobierno han repetido reiteradamente. Actualmente en las prisiones españolas cumplen condena 197 miembros de la banda.

La dispersión de los presos en cárceles muy alejadas del País Vasco se hizo para debilitar la unidad de los presos, dificultar el control que ETA ejercía sobre ellos y facilitar su desvinculación del terrorismo y conseguir su reinserción. Sin embargo, han pasado ya 10 años desde la disolución de la banda terrorista y la mayoría de estas razones han perdido peso.

PP y Vox se pronuncian

La destrucción simbólica de las armas de ETA y del GRAPO ha tenido lugar este jueves en el colegio de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil de Valdemoro en Madrid. Al acto han acudido Pedro Sánchez, Fernando Grande-Marlaska, representantes de los Ejecutivos vasco y navarro, así como del Poder Judicial y del Ministerio Fiscal.

Quien no ha asistido ha sido ningún expresidente del Gobierno ni varias asociaciones de víctimas que critican los crímenes sin resolver y el acercamiento de los presos etarras al País Vasco.

La oposición y las víctimas, contra Sánchez por el "show" y la "pantomima" del acto de destrucción de armas de ETA

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha criticado el acto calificándolo de «insultante paripé» para destruir la armas «que sus ahora socios usaron para cometer sus crímenes, 300 de ellos sin resolver». además ha publicado el siguiente mensaje: «Está por ver si también destruirá los cócteles molotov cuya mecha prenden hoy sus socios de gobierno. ¡Es un escándalo!».

Por su parte, la diputada del PP, Teresa Jiménez Becerril, escribió en su cueta de Twitter: «Hoy escenifica la derrota de ETA, mañana viernes acercará a más presos de ETA y pasado pactará la competencia de prisiones con PNV y Bildu para acelerar la salida de los asesinos».

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso directo? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA