Los/as profesionales de los centros acreditados para la IVE asociados en ACAI, informan de que todo el personal médico, sanitario y administrativo está trabajando con máxima precaución, en conformidad con las pautas de seguridad establecidas por el Ministerio de Sanidad. Entre otras medidas, se utilizan equipos de protección individual, se están espaciando las citas para reducir la presencia simultánea en los mismos espacios y se reduce la presencia de acompañantes. Al mismo tiempo, y para facilitar la movilidad de las mujeres y el personal médico y sanitario, se han elaborado documentos válidos jurídicamente que justifican sus desplazamientos.

Atendiendo a la petición del Ministerio y de las Consejerías de Sanidad, las clínicas que cuentan con más de un respirador han puesto a disposición de las administraciones estos materiales, habiendo sido retirados de algunos centros.

Asimismo, desde ACAI se ha solicitado al Ministerio de Sanidad que suprima durante el Estado de Alarma la informativa presencial de la mujer previa a la IVE y que esta pueda hacerse por medios telemáticos, con el objetivo de reducir el número de desplazamientos de las mujeres. Sin embargo, aún no hemos obtenido respuesta alguna a dicha solicitud.

En relación al número de abortos provocados realizados desde la declaración del Estado de Alarma, podemos decir que en general se mantiene, con ligeras variaciones territoriales, más o menos estable si lo comparamos con la primera quincena del mes de marzo.

En Madrid, sin embargo, la comunidad más afectada por la pandemia, la afluencia de mujeres parece haber disminuido en algunos centros entre un 15 y un 20% aproximadamente. Las razones podrían ser diversas: mujeres que retrasan la IVE ante la expansión de la pandemia, mujeres que no quieren que la intervención sea conocida por el entorno con el que convive, desconocimiento de la apertura de los centros o ralentización en la derivación pública por falta de personal, afectado por la pandemia, cierre de centros o limitaciones propiciadas por el Estado de Alarma.

Es intención de los centros de IVE y de sus profesionales continuar facilitando a las mujeres esta prestación sanitaria, de no poder garantizar la misma en circunstancias de calidad, confidencialidad y seguridad por la incidencia de la pandemia, comunicaríamos dicha circunstancia a las administraciones y a la opinión pública.