El confinamiento por la pandemia ha hecho que muchos consumidores recurran a internet para hacer sus compras online. Amazon, el gigante del comercio electrónico, ante este aumento de la demanda, ha tomado la decisión de contratar a 100.000 trabajadores para ampliar su plantilla en Estados Unidos.

La multinacional incrementará la retribución de sus empleados en 2 dólares/hora en EE.UU. y en 2 libras esterlinas (US$2,48) en Reino Unido, donde recientemente han tenido que pedirle al personal que trabaje horas extras. En España, la multinacional fundada por Jeff Bezos no ha anunciado nuevas contrataciones.

Hace unos días, algunos repartidores que trabajan para la planta logística de Amazon en Vicálvaro denunciaban que a pesar de que tres compañeros suyos dieron positivo en el test de covid-19, ellos siguen realizando su trabajo sin ninguna protección y reclaman «medidas de seguridad».

En plena crisis del coronavirus reaparecen de nuevo las críticas sobre las condiciones laborales de sus trabajadores que no poseen equipos de protección para evitar contagios.

Este mismo martes uno de los trabajadores de sus almacenes de Nueva York organizaba una protesta por las medidas de seguridad tomadas por Amazon para protegerse del covid-19 y la empresa reaccionó despidiéndolo.

«Es escandaloso que Amazon despida a un empleado que valientemente se plantó para protegerse a si mismo y a sus colegas. En medio de una pandemia global, Chris Smalls y sus compañeros protestaron públicamente por la falta de medidas de precaución de parte de Amazon para protegerlos del covid-19», señaló en un comunicado Letitia James, fiscal general de Nueva York.

Y agregó que «en un momento en el tantos habitantes de Nueva York están luchando y profundamente preocupados por su seguridad está acción es además inmoral e inhumana».

Amazon aseguró que el trabajador debía haberse quedado en casa después de haber estado en contacto con un empleado contagiado y que ya había había sido avisado sobre las normas de distanciamiento social. «Pese a la instrucción de quedarse en su casa y seguir recibiendo su paga, él acudió al almacén, poniendo al equipo en riesgo», dijo un portavoz de la compañía.

Otra de las protestas que tuvo lugar este martes fue la realizada por un grupo de trabajadores de la cadena de supermercados Whole Foods, propiedad de Amazon, en la que exigían mejores condiciones de seguridad laboral, permisos por enfermedad para los empleados que tengan que someterse a cuarentena o aislamiento y un suplemento por trabajar en condiciones peligrosas.

Un representante sindical en Italia informó a la agencia Reuters que muchos empleados de la empresa usan las mascarillas durante días en lugar de tener una nueva cada día.

La preocupación por su política de permisos por enfermedad y por la falta de materiales de protección y limpieza ha hecho que algunos congresistas estadounidenses le escriban a Jeff Bezos, que asegura que ya se están tomando medidas al respecto.

Aún así la compañía debe enfrentarse a huelgas por parte de sus trabajadores en varios países y hacer frente a quejas legales. Según The Washington Post, se han detectado casos de covid-19 en al menos 21 almacenes de Amazon en Estados Unidos.