El intrascendente papel jugado por la Corona española en la pandemia del coronavirus le ha pasado factura a Felipe VI de cara a la opinión pública. Los presuntos negocios corruptos de Juan Carlos I y el silencio guardado por Felipe VI sobre los mismos sumado a la falta de liderazgo mostrada por el jefe de Estado deja a las claras, una vez más, que la utilidad de la Casa Real es poco más que anecdótica.

Tras dos encuestas realizadas, una por INVYMARK para laSexta y otra de Sociométrica para El Español, ha quedado reflejado el rechazo que provoca actualmente la monarquía española a la que la mayoría de españoles da la espalda.

En el barómetro publicado por Invymark para La Sexta, los sanitarios son los mejor valorados por los españoles con un 9,36 sobre diez, seguidos del Ejército, con un 8, la Policía con un 7,99 y las ONG con una nota de 7,16.

La Monarquía ha sido la peor valorada con una nota de 4,13 sobre diez por debajo de la clase política y la iglesia Católica.

Imagen

Otra encuesta realizada por Sociométrica para El Español profundiza en esta caída, suspendiendo por primera vez a Felipe VI con un 4,8. El descenso es pronunciado en las últimas fechas, perdiendo dos puntos y medio respecto a enero de 2018.

Imagen