Asamblea Abolicionista de Madrid

Este jueves, 11 de abril, se presentaba el Manifiesto feminista antes las elecciones del 28 de abril en un encuentro con los representantes de los partidos mayoritarios. Al acto, acudieron Silvia Buabent (PSOE), Esther Ruiz (Cs) y Patricia Caro (Unidas Podemos). El PP fue la única opción sin representación en la mesa alegando problemas de agenda. En el documento, 200 plataformas feministas entre las que se encuentran Forum de Política Feminista, Feminicidio.net o la Asamblea Abolicionista de Madrid, suscribían un programa de 83 puntos con las principales demandas del movimiento para la agenda política de la nueva legislatura, suscripción a la que se incorporó también a lo largo del día, la Confederación Sindical de CCOO.

Entre todos los temas fundamentales para los derechos de las mujeres que el documento abordaba, como la violencia de género, la brecha salarial o la educación sexual en las escuelas, el manifiesto destacaba por recuperar la lucha contra la mercantilización de los cuerpos de las mujeres como uno de sus ejes prioritarios. Tras años de incursiones e intentos de capitalización del lobby proxeneta, el feminismo se ha levantado contra una de las peores formas de violencia sexual contra las mujeres exigiendo una ley integral contra prostitución y trata como actividades inseparables en tanto que la demanda de la primera impulsa la segunda. La exigencia de una sociedad en la que los cuerpos de las mujeres no constituyan un objeto de consumo tuvo así un apartado prioritario en la presentación del documento y el protagonismo indiscutible en el coloquio con los partidos.

En ese sentido, la intervención de Esther Ruiz, candidata al Congreso de Diputados por Madrid, provocó las críticas del público cuando expuso la intención de su partido de regular tanto vientres de alquiler como prostitución y mencionó varias reuniones con la plataforma OTRAS refiriéndose a ella como un sindicato. La candidata de Unidas Podemos al Parlamento Europeo, se mantuvo cauta manifestando la diferencia interna de opiniones respecto a la abolición de la prostitución en su partido, pero firme contra los vientres de alquiler y la búsqueda de medidas para acabar con el negocio de los intermediarios en otros países y Buabent, candidata al Senado del PSOE, se declaraba abolicionista de la prostitución y se comprometía a investigar medidas para acabar con la publicidad de lo relativo a vientres de alquiler, como la práctica ilegal que es en España. La reunión se cerró con un mensaje claro a los políticos hecho desde Nación Mujeres : “los intereses de las  mujeres no pueden ser pospuestos, ni admitiremos ser moneda de cambio”

La Asamblea Abolicionista de Madrid

La Asamblea Abolicionista de Madrid surge en otoño de 2018 tras un encuentro de
para abordar la problemática de la prostitución en el Centro Social La Villana de
Vallekas. Siete mujeres deciden entonces impulsar una asamblea abolicionista para
aunar fuerzas con otras ciudades españolas en la lucha contra una de las peores
formas de violencia contra mujeres y niñas. La primera asamblea abolicionista se
celebra el 20 de octubre en Radio Vallekas con más de 80 mujeres, muchas de ellas
desplazándose expresamente desde distintas localizaciones, como Canarias,
Barcelona o Bilbao.

En este primer encuentro, se consensua crear una asamblea para luchar por la
abolición de la prostitución, la pornografía, los vientres de alquiler y el género. La
Asamblea Abolicionista de Madrid es un espacio no tutelado por partidos,
asociaciones ni plataformas, no mixto, variado e intergeneracional, con más de 100
mujeres suscritas y reuniones abiertas a todas las que quieren sumarse. Cada mes se
celebran uno o dos encuentros en distintos espacios de la ciudad de Madrid, que se
anuncian en las cuentas de redes sociales de la asamblea.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario