Todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado trabajan desde ayer domingo en la localización de un ciudadano marroquí al que una alerta de la Inteligencia estadounidense atribuye un plan para atentar de forma inminente en Barcelona.

El mensaje de los estadounidenses incluía que Brahim L tiene licencia para conducir todo tipo de vehículos y que el lugar elegido sería «la zona de Las Ramblas», lo que hace especular a los expertos antiterroristas con la posibilidad de que se trate de un intento por reeditar los atropellos de agosto de 2017 en el mismo lugar, han informado a eldiario.es fuentes de la lucha antiterrorista.

La Comisaría General de Información ha contactado con sus colegas marroquiés que han informado de que el individuo del que ha informado Estados Unidos no está fichado como yihadista, si bien los expertos españoles son prudentes respecto a que haya pasado desapercibida una posible radicalización.

Hay constancia de que Brahim L ha pasado por España en el pasado, no recientemente, y no se s tiene constancia de que sea residente en el país. Al trabajo en la calle de los Mossos se suman los esfuerzos de las Fuerzas de Seguridad estatales por localizar cualquier entrada reciente del sospechoso en territorio español por tierra, mar o aire. 

En los Servicios de Información españoles cunde el malestar por el hecho de que Estados Unidos haya acompañado el aviso por los canales internos de un tuit del Departamento de Estado advirtiendo públicamente del peligro a sus compatriotas. Si bien la alerta es más concreta que en otras ocasiones, las fuentes consultadas consideran que crea alarmismo y que esto dificulta su trabajo. También apuntan a que este tipo de avisos es más frecuente de lo que trasciende.

El Nivel de Alerta Antiterrorista se encuentra en un 4 reforzado con motivo de las fechas navideñas y así va a continuar pese a la alerta, ya que las medidas de vigilancia que engloba incluyen escenarios como el abierto tras la advertencia de Estados Unidos.