Trabajadores de Inditex, la multinacional de moda española dueña de marcas como Zara y Massimo Dutti, se manifestaron este sábado en Madrid exigiendo una subida salarial y condiciones laborales dignas.

La manifestación, convocada por los sindicatos consiguieron movilizar a varios centenares de personas en la calle Preciados de Madrid.

Esta huelga tiene lugar después de que el pasado 23 de diciembre se llegara a un acuerdo en Galicia tras varias jornadas de protesta. Según este acuerdo, el personal de tienda gallego recibirá un incremento mensual de sus pluses salariales en 322 euros durante el primer año, 362 euros durante el segundo y 382 euros a partir de entonces.

El secretario de la sección estatal de CGT en Zara y Lefties, Ánibal Maestro, ha explicado que hay que plantarse debido a que en estas empresas “los beneficios se los reparten entre la junta de accionistas y directivos y reivindicamos una subida salarial, que se den cuenta de que las trabajadoras somos el motor”.

Por otra parte, CC OO y UGT han anunciado que empezarán a negociar con Inditex el próximo 25 de enero en materia salarial para compensar el impacto de la inflación en todas las empresas del grupo y en todos los territorios.

DEJA UNA RESPUESTA