La pandemia de covid-19 que afecta a 195 países y acumula más de 550.000 fallecidos y más de 12 millones de personas contagiadas continúa expandiéndose por el planeta.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que la pandemia sigue fuera de control y por ello, visiblemente emocionado, llamó a la unidad de todos los países, tan solo unos días después de que EE.UU. pidiera formalmente la salida del organismo, tras considerar un mal manejo de la crisis por parte de la OMS y acusarla de estar bajo el control de China.

El director de la OMS señaló que la gran amenaza que enfrentamos ahora no es el virus en sí mismo, la amenaza es la falta de liderazgo y solidaridad a los niveles global y nacional.

«Esta es una tragedia que, de hecho, está forzando a extrañar a muchos de nuestros amigos. Perdiéndose vidas… Y no podemos enfrentar esta pandemia como un mundo dividido», indicó.

Y agregó: «Eso está matando gente indiscriminadamente. ¿No podemos ser capaces de identificar al enemigo común? ¿No podemos entender que las divisiones o las separaciones entre nosotros son realmente ventajosas para el virus?», «La única manera es estar juntos».

España se sitúa en el octavo puesto como el país del mundo con más casos de covid-19 detectados por detrás de Estados Unidos, Brasil, Rusia, India, Reino Unido, Perú y Chile.

Europa parece haber pasado ya la fase crítica de la pandemia y ahora el foco principal se sitúa en América donde los contagios lejos de frenarse siguen creciendo de forma sostenida, llegando a incrementarse en más 200.000 los contagios en un solo día.

Es por ello que Tedros ante este escenario recalcó que la pandemia es una prueba de solidaridad y liderazgo global y llamó a la unidad de la humanidad.