FACUA ya pidió este lunes a la Consejería de Sanidad que aclarase si se habían analizado en España antes de su distribución para confirmar que cumplen con la normativa y explicase por qué está recomendando su uso durante hasta 48 horas cuando organismos internacionales advierten de que no deben utilizarse más de 8.

Las mascarillas que la Comunidad de Madrid puso a disposición de la población en las farmacias incumplen hasta 19 requisitos de la Unión Europea: 10 que exige la legislación europea de equipos de protección individual y nueve relativos a las normas técnicas. Hasta este martes, 1,58 millones de ciudadanos madrileños ya la habían retirado de su farmacia, según datos del Colegio Oficial de Farmaceúticos.

Díaz Ayuso anunció que había comprado 14 millones de ffp2 por 32 millones de euros que “cumplen con la normativa de la Unión Europea”, que son “reutilizables” y que ese uso es de hasta “48 horas seguidas, por lo que se puede utilizar en distintas ocasiones a lo largo de varios días”. Nada de eso es cierto.

En el embalaje, el fabricante —la empresa Wenzhou Haoshuo Home Textile— incluyó la marca CE, que indica que el producto cumple con la legislación de la Unión Europea que aplica a la mascarilla. Pero no es así.

Según indica Maldita.es, en el empaquetado de las mascarillas que el Gobierno madrileño proporciona aparece la marca CE, que demostraría que el fabricante ha evaluado el producto y que este cumple con los requisitos de seguridad, sanidad y protección del medio ambiente exigidos por la Unión Europea y que es obligatorio para todos aquellos productos fabricados en cualquier lugar del mundo que vayan a comercializarse en ella, según su web oficial. De hecho, la Comunidad de Madrid ha explicado en un comunicado que “las mascarillas que se van a repartir cumplen con la normativa de la Unión Europea”.

El 12 de mayo, Wenzhou Haoshuo Home Textile mantenía activa su página en la web de comercio online Alibaba, donde, entre otros productos, aparecían las mascarillas modelo KN95 que se están repartiendo en las farmacias madrileñas. Sin embargo, horas después ha desaparecido sin dejar rastro, cerrándose así la única página en la que se podía encontrar un mínimo de información sobre la empresa puesto que no disponen de web propia. Puedes consultar una versión archivada de la tienda aquí.

FACUA ya avisó el 9 de mayo

Rubén Sánchez, portavoz de FACUA-Consumidores en Acción, ha indicado en su cuenta oficial de Twitter que podría haberse evitado la distribución de este material porque ya avisaron de estas irregularidades el 9 de mayo. «En Facua llevamos desde el 9 de mayo advirtiendo sobre las mascarillas que iba a repartir el gobierno de Ayuso. Las irregularidades que están saliendo a la luz no paran de crecer y siguen sin aclarar si han pasado por controles en España».

«Es hora de que Sanidad actúe», finalizó.