Conocidas las primeras informaciones sobre la reunión mantenida esta mañana entre los Ministros de Educación y Sanidad y los representasen de las Comunidades Autónomas, relativa al inicio del curso escolar, el Partido Comunista de los Trabajadores de España realiza las siguientes consideraciones:

Las medidas que se anuncian son absolutamente insuficientes. En un contexto en el que crecen con rapidez los contagios y se comienza a hablar de rebrote generalizado del virus, las administraciones han acordado una serie de parches que no suponen una garantía para el comienzo seguro del curso escolar y que tampoco tienen en cuenta las diversas realidades en los distintos niveles educativos.

En concreto, es escandalosa la actitud del Ministro de Universidades, que hasta hoy no ha dado señales de vida, ni ha comparecido ni ha propuesto ninguna medida para garantizar la seguridad en los centros universitarios.

Se han perdido meses en que podrían haberse preparado las condiciones para un inicio del curso seguro, pero las distintas administraciones han optado por esperar hasta el último momento y ni siquiera han abordado el aspecto esencial, que es la disminución de las ratios y el reforzamiento de las plantillas, acompañado de planes claros para la actuación en caso de rebrotes en centros escolares, tanto en lo tocante al profesorado como a las familias.

Las medidas acordadas perpetúan y profundizan las desigualdades entre la enseñanza privada, concertada y pública. Se manifiesta la intención de que el curso sea presencial pero no se tiene en cuenta la situación que se vivió durante el período de confinamiento en primavera. Los hijos de los trabajadores son los que están pagando las consecuencias, las familias trabajadoras y las plantillas serán las que paguen las consecuencias de las medidas gubernamentales. Además, no hay ninguna medida de conciliación que no implique nuevas reducciones salariales e incertidumbre laboral para las familias trabajadoras. El virus no entiende de clases, pero el Gobierno central y los gobiernos autonómicos, sí.

Ante esta situación, en la que la seguridad de la comunidad educativa sigue sin garantizarse, en la que las administraciones siguen negándose a abordar la cuestión de las ratios, en la que el enfoque hacia las familias trabajadoras es meramente asistencialista y no se proponen medidas de protección efectivas, el PCTE anuncia su apoyo a todas las medidas de conflicto y movilización que puedan adoptar los sindicatos, estudiantes y AMPAS, que necesariamente deben tener un carácter unitario, evitando el fraccionamiento de la comunidad educativa que es, en su conjunto, víctima de la gestión de los distintos partidos capitalistas en las distintas administraciones.