En función del tipo de puerta que tengas existen distintos tipos de cerraduras para tu negocio; por eso, te vamos a mostrar los mejores modelos para que puedas escoger la mejor opción para tu puerta.

Tipos de cerraduras para negocios

Los problemas con la cerradura de tu negocio pueden llegar en cualquier momento; por eso, si tienes tu empresa localizada en la capital de España debes saber dónde localizar a los mejores cerrajeros en Madrid 24h. De este modo, independientemente del tipo de cerradura que tengas podrás cambiarla o arreglarla en cualquier momento, para garantizar tu seguridad y evitar problemas mayores.

A continuación te mostramos los principales tipos de cerraduras para negocios, según los distintos tipos de puertas que hay en la actualidad:

Cerradura digital o electrónica

Las cerraduras digitales o electrónicas son la alternativa más segura e innovadora de abrir la puerta de tu negocio, ya que puedes utilizar una aplicación de tu teléfono móvil, la huella dactilar o un código alfanumérico para abrir la puerta. Su uso es muy habitual, por ejemplo, en hoteles o grandes oficinas; en cualquier caso, es fundamental que su instalación sea llevada a cabo por profesionales expertos.

Cerradura multipunto

Se trata de la forma más segura de proteger tu negocio y evitar el acceso a los ladrones. Existen modelos con distintos puntos de anclaje y son muy recomendables para puertas acorazadas, macizas o blindadas.

Cerradura tubular

El propio picaporte es el que ofrece el sistema de apertura de la puerta. Las cerraduras tubulares destacan porque pueden cerrarse desde dentro pulsando un botón, lo que las convierte en la alternativa más demandada en espacios públicos como los baños de un centro comercial, entre otros.

Cerradura embutida

Las cerraduras embutidas, también denominadas empotradas, son muy comunes en la mayoría de viviendas, ya que se trata de la cerradura principal a la que se puede añadir otra complementaria para ofrecer más seguridad.

En el caso de los negocios, es importante señalar que estos sistemas son muy recomendables en puertas exteriores de madera o metálicas; además, puedes adquirir un modelo antibumping para evitar la entrada de ladrones a tu negocio.

Cerradura para puerta de cristal

Suelen utilizarse en oficinas porque están diseñadas para puertas de cristal; para abrir la puerta necesitas disponer de un pin o una tarjeta RF.

Cerradura de sobreponer

Muy recomendables para entradas exteriores o de fincas, por ejemplo para las puertas tipo verja. El principal inconveniente de este tipo de cerraduras es que son menos seguras, aunque permiten incorporar un sistema adicional para garantizar la seguridad que necesitas en tu negocio.

Cerradura invisible

Las cerraduras invisibles son una de las alternativas más demandadas para las puertas de los negocios, ya que protegen la vivienda de la mejor forma y son perfectas para combinarlas con un sistema de cerradura cilíndrico.

En este caso, estas cerraduras abren y cierran las puertas a través de un mando electrónico; además, para aumentar la seguridad, los códigos se actualizan cada vez que se emplean, lo que hace casi imposible su copia.

Cerrojo antibumping

La mejor forma de aumentar la seguridad de tu negocio es instalando un cerrojo antibumping complementario a tu cerradura habitual. Por ejemplo, son muy habituales en tiendas de ropa de alta gama o joyerías, porque impiden que la otra persona pueda abrir la puerta y, de esta forma, garantizan la seguridad del interior del negocio.

En definitiva, existen muchos tipos de cerraduras para los negocios para elegir; en cualquier caso, es importante que la instalación sea realizada por profesionales expertos, para garantizar el mejor acabado y la seguridad de tu empresa.