Una pasajera del metro de Barcelona sufrió el pasado viernes 31 de enero una brutal agresión, cuando se disponía a entrar en la estación de metro de Navas, por parte de un individuo que intenta robarle el bolso.

Los Mossos d’Esquadra han pedido las imágenes del ataque a los responsables de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) para localizar y detener al violento ladrón, que llevaba una capucha roja para no ser identificado.

Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación por esa violenta, en la que la mujer recibió varios golpes en la cabeza, para identificar al agresor, aunque esto no ha supuesto un problema para Vox, quien ya ha tachado de extranjero al ladrón.

«Extranjero agrede brutalmente a una chica para robarle en el metro de #Barcelona. ¿Otro caso aislado? NO, Barcelona es ciudad sin ley», es el texto que ilustra el vídeo de la agresión difundido por el partido de extrema derecha.

Vox populiza además acercando la situación a los ciudadanos y dando a entender que le puede pasar a cualquier persona de bien: «Los que siempre sufren sus consecuencias son los ciudadanos de a pie. Deseamos una pronta recuperación de la víctima, y la detención y expulsión del agresor». Una vergonzosa utilización de las noticias en favor de la intolerancia, un hecho que debería ser sancionado y repudiado.