Luis Gonzalo Segura

El viernes 25 de mayo exigí que la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal y la cúpula militar (JEMAD, JEME…) fueran juzgados por homicidio negligente por la muerte de 2 militares en dos accidentes, uno en un BMR y otro en un Lince (dos vehículos militares).

Lo hice, entre otras cosas, porque ya denunciaba en el segundo capítulo de ‘El libro negro del Ejército español’ la siniestralidad de estos dos vehículos bajo el título de ‘Asesinos sobre ruedas’. Eso fue en octubre de 2017 y, aunque la Fiscalia tiene un ejemplar del libro, pues fui denunciado por Cospedal en persona, nadie ha movido un dedo. Contra los denunciantes son como un martillo, con los presuntos homicidas negligentes poco menos que mayordomos.

Entre ambos vehículos acumulan al menos 39 muertes, muchas de ellas evitables.

Pero hoy, solo una semana después de la denuncia realizada, acaban de fallecer otros dos militares más en un BMR. Dos muertes absolutamente innecesarias en un vehículo que no debería seguir operativo si nuestra cúpula militar y nuestra ministra de Defensa no estuviera formada por negligentes. Presuntos homicidas negligentes para ser exactos. De hecho, ninguna de las últimas cuatro muertes que se han producido en el último mes (tres en BMR y una en Lince) debería haber acontecido. ¡Retiren ambos vehículos de una puñetera vez!

Resulta muy triste que después de tantas muertes no se produzcan procesos judiciales y mucho menos disimiones de los altos mandos. No lo harán porque para dimitir hay que tener un mínimo de decencia y no la tienen.

Y ahora me pregunto desencajado:
¿Cuántos militares tienen que morir para que se detenga esta carnicería?‬

Siento rabia e indignación, ya no puedo hacer más. He perdido mi trabajo, mi vida, me he convertido en un apestado, he sido insultado y amenazado. he denunciado en un libro, he denunciado en blogs, he sufrido denuncias por acusar de homicidio por negligencia a Pedro Morenés y la anterior cúpula militar y no descarto otra por la que realicé la semana pasada… y si lo he hecho ha sido para que estas situaciones, estas muertes, no siguieran produciéndose y, sin embargo, muchos medios de comunicación, con su silencio, están permitiendo que el ministerio de Defensa y la cúpula militar acumulen muertos y más muertos.

¿Qué más puedo hacer para que dejen de morir? Siento una terrible desolación.

mm
Luis Gonzalo Segura, exTeniente del Ejército de Tierra, con 13 años de servicio en las Fuerzas Armadas, fue expulsado por denunciar corrupción en la cúpula del ejército. Escribió “Un paso al frente”, una recopilación a modo de apuntes de sus vivencias como militar en el que describe un mundo sombrío, donde la impunidad, la corrupción, los abusos, la malversación, los privilegios, el acoso laboral y sexual campa a sus anchas, sumado a la completa indefensión que sufre la tropa. Tras la publicación de este libro es arrestado casi 5 meses (139 días) sin un juicio previo. Tras esta durísima estancia en prisión empieza a tomar apuntes de historias y vivencias que pasan por su cabeza y que irá ordenando ya fuera del disciplinario militar. Fruto de esta lucha interna y con el exterior surgirá “Código Rojo”, su segunda novela, y que supondrá la expulsión definitiva del Teniente al día siguiente de su publicación.

Deja un comentario