Tras la visita a España del ahora ex Relator Especial de Naciones Unidas sobre pobreza extrema, Philip Alston ha publicado su informe cuyo contenido recoge las principales conclusiones de su visita y sus recomendaciones a nuestro país. Philip Alston, visitó España entre los días 27 de enero y 7 de febrero de 2020. Durante la visita, Alston se reunió con la Plataforma de Infancia y con otras entidades especializadas en derechos de infancia y tuvo ocasión de constatar de primera mano la realidad de los niños y la niñas que se encuentran en situación de pobreza extrema en España.

El ex Relator, destaca en su informe que según los últimos datos disponibles, en España el 29,5 % de las niñas y niños estaban en riesgo de pobreza o exclusión social, y el 6,5 % sufría carencia material severa. Además, las tasas de pobreza infantil son aún más intensas en las zonas rurales, en la población inmigrante, refugiada y gitana, y en las familias con personas con discapacidad. Los hogares con niñas, niños o adolescentes corren un mayor riesgo de pobreza o exclusión social, y el 29 % de los hogares con hijas o hijos tienen “grandes dificultades” para llegar a fin de mes.

Además, el informe evidencia las carencias de nuestro sistema de protección social. Según el ex Relator, los programas de asistencia social en España no cumplen plenamente sus objetivos, el gasto es bajo, las deficiencias en las cuantías proporcionadas y la cobertura no permiten reducir la pobreza, los obstáculos burocráticos disminuyen el número de personas beneficiarias y las ayudas que se destinan a las niñas y niños más vulnerables y a los hogares de renta baja son muy escasas.

Con respecto a la segregación escolar, el informe destaca que un 44 % de la población estudiante y el 72 % de las niñas y niños en situación vulnerable estudian en escuelas que, a efectos prácticos, pueden calificarse de segregadas, donde el alumnado es mayoritariamente población migrante, gitana o se encuentra bajo el umbral de pobreza, además de presentar una gran concentración de estudiantes con mayores necesidades de apoyo.

El ex Relator en su informe, formula varias recomendaciones a España, entre las cuales cabe destacar las siguientes actuaciones urgentes:

  • Adoptar medidas globales que alivien la crisis de vivienda;
  • Promover unas condiciones de trabajo decentes, en particular para quienes tienen un empleo precario y para las trabajadoras y trabajadores migrantes;
  • Instaurar un sistema nacional de renta mínima que garantice un nivel de vida básico a todas las personas necesitadas;
  • Establecer un programa de educación preescolar para todos los niños y niñas de 0 a 3 años de edad;
  • Realizar una reforma fiscal de gran calado que permita garantizar un fuerte efecto redistributivo, reducir el fraude fiscal y la elusión de impuestos y publicar el tipo impositivo que se aplica a las empresas.

El informe destaca además que en 2019 la prestación por hijo a cargo se incrementó a 341 euros anuales para las niñas y niños en riesgo de pobreza y a 588 euros para las familias en situación de pobreza severa. No obstante el informe señala que esas cifras siguen siendo muy bajas (aproximadamente 28 euros por niña o niño al mes), y casi la mitad de las niñas y niños que viven en la pobreza no tenían acceso a la prestación.

Por esa razón el Relator ha solicitado que, además de un programa de rentas mínimas nacional,  “Debería introducirse una prestación nacional por hijas o hijos a cargo para los progenitores con menos recursos, así como un plan de prestaciones no contributivas e universales para las familias y las personas con hijas o hijos a cargo”

Por ello, tal y como viene reclamando la Plataforma de Infancia, es imprescindible que el Gobierno establezca una nueva prestación independiente del Ingreso Mínimo Vital, que vaya  destinada a la crianza de los niños y niñas en riesgo de pobreza o exclusión social y que tienda a la universalidad para garantizar la crianza de los hijos e hijas de las familias más desfavorecidas.

El nuevo Relator Especial de Naciones Unidas sobre pobreza extrema, Olivier De Schutter, presentará el informe en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas mañana, 7 de julio.

Informe final del Relator Especial de Naciones Unidas sobre pobreza extrema, Philip Alston

Plataforma de Infancia