Según confirma el nuevo informe de IRENA, las renovables son ya la fuente de energía más barata en muchas partes del mundo y continúan su imparable reducción de costes.

Los costes de las tecnologías de energía renovable disminuyeron a un mínimo histórico el año pasado. El coste promedio ponderado global de la electricidad proveniente de la concentración de energía solar (CSP) disminuyó un 26%, la bioenergía un 14%, la energía solar fotovoltaica (PV) y la energía eólica terrestre un 13%, la hidroelectricidad un 12% y la energía geotérmica y eólica marina un 1% respectivamente.

El nuevo informe encuentra que las reducciones de costes, particularmente para las tecnologías de energía solar y eólica, continuarán en la próxima década. De acuerdo con la base de datos global de IRENA, más de tres cuartas partes de la energía eólica terrestre y el 80% de la capacidad de energía solar fotovoltaica que se pondrá en servicio el próximo año producirá energía a precios más bajos que las nuevas opciones más baratas de carbón, petróleo o gas natural. Además, según IRENA, están preparados para hacerlo sin asistencia financiera.

Los costes de energía eólica terrestre y solar fotovoltaica se sitúan entre tres y cuatro centavos de dólar por kilovatio hora en áreas con buenos recursos y marcos regulatorios e institucionales seguros. Por ejemplo, los precios de subasta récord para la energía solar fotovoltaica en Chile, México, Perú, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos han visto un costo nivelado de la electricidad tan bajo como tres centavos de dólar por kilovatio hora (USD 0.03 / kWh).



“La energía renovable es la columna vertebral de cualquier desarrollo que apunte a ser sostenible”, dijo el director general de IRENA, Francesco La Camera. “Debemos hacer todo lo posible para acelerar las energías renovables si queremos cumplir los objetivos climáticos del Acuerdo de París. El informe envía una señal clara a la comunidad internacional: la energía renovable proporciona a los países una solución climática de bajo costo que permite la ampliación de la acción. Para aprovechar al máximo la oportunidad económica de las energías renovables, IRENA trabajará en estrecha colaboración con nuestros miembros y socios para facilitar soluciones en el terreno y acciones concertadas que resultarán en proyectos de energía renovable”, señaló.

Para IRENA, la electrificación sobre la base de energías renovables competitivas en costes es la columna vertebral de la transformación de energía y una solución clave de descarbonización de bajo costo en apoyo de los objetivos climáticos establecidos en el Acuerdo de París.

Fuente

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario