La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha advertido este jueves de que, pese a las encuestas favorables a su partido, «no hay nada decidido» en las elecciones del próximo 28 de abril y ha abogado por que España se convierta «en el dique de contención de la ultraderecha en Europa».

Según la dirigente socialista, por primera vez en cuarenta años de democracia «la ultraderecha está a las puertas del Congreso y es inevitable que entre», pero, ha advertido, el objetivo debe ser «que no entre en La Moncloa y eso sólo lo puede hacer el PSOE».

La cabeza de lista del PSOE al Congreso por Asturias ha advertido de que en está en juego «la propia democracia» y la recuperación de derechos «arrebatados por la derecha» y de garantizar como la derogación de la reforma laboral o la regulación de la eutanasia que no se llevó a cabo por el «bloqueo» de PP y Ciudadanos.