El diario conservador francés Le Figaro ha puesto el foco en la economía española y ha publicado dos artículos, uno de Florentin Collomp y otro de su corresponsal Mathieu de Taillac, en los que señala cómo España se ha convertido en el «nuevo enfermo» de Europa.

Según Florentin Collomp, España es el país más duramente golpeado por la pandemia en el continente, pero además sufre de «debilidades estructurales sociales y económicas». Además señala que la segunda ola de la Covid 19 amenaza con volver a sumergir «violentamente» la economía española que ya vio caer un 18% su PIB en el tercer trimestre. Y subraya que esta situación vuelve a poner a España en el foco y está contribuyendo a que crezca la preocupación en toda la eurozona.

El reportaje que firma Mathieu de Taillac pone como ejemplo del impacto de la crisis en las pymes el cierre de templo del flamenco madrileño, Casa Patas, un tablao que mezcla cultura y restauración, dos de los sectores golpeados por la crisis sanitaria y económica. El golpe al turismo internacional debido a la pandemia y que formaba el 75% de la clientela del templo flamenco ha provocado que se haya vuelto imposible su actividad.

Por su parte, el diario belga Le Soir, recoge que solo en Madrid seis tablaos flamencos han tenido que cerrar y que este sector en España se encuentra «al borde de la asfixia».

La prensa internacional está llevando a sus páginas el lugar que ocupa nuestro país en la lucha contra la pandemia y llueven las críticas. El medio económico Financial Times también ha definido a España como «el enfermo de Europa» y sitúa a España como el lastre de la Unión Europea. «La crisis de los servicios españoles amenaza la recuperación de la economía europea», titulan un artículo.

También el prestigioso periódico suizo Neue Zürcher Zeitung se preguntaba en un artículo si «España es un sistema fallido». El profesor de economía en la Universidad Bundeswehr de Múnich y presidente del consejo científico del Instituto de Investigación Económica de Halle, Friedrich Leopold Sell, señalaba: «Una rápida y masiva ayuda financiera de la UE para la España plagada de Covid-19 no está actualmente justificada. La situación es políticamente demasiado inestable. Puede ser que se necesite más bien al Banco Mundial o al FMI para identificar primero proyectos significativos que merezcan apoyo».

El historiador e hispanista francés Benoit Pellistrandi publicaba en el periódico Telos una columna titulada: «¿España fracasada?», en la que analiza la crisis española: «Más grave aún ha sido la demostración de la incapacidad del sistema para organizar una solidaridad de carácter interterritorial. Sólo dos enfermos han sido trasladados del hospital de una Comunidad Autónoma a otra”.

En relación a las disputas entre el Gobierno central y El Gobierno de la Comunidad de Madrid, el autor ha afirmado que “está adquiriendo proporciones preocupantes ya que revela que el Estado Central dispone de pocas palancas de acción sobre las Comunidades Autónomas y se crea una competencia entre poderes basada únicamente en la lucha partidista».

Mientras los políticos continúan con sus bochornosos debates en el Congreso de los Diputados, el coronavirus avanzando y la imagen de España empeora en el extranjero.