Por Javier Cortines

La legión está que arde. Considera un ultraje y una grave ofensa “a los valores patrios y a la verdadera historia” de nuestro país la película “Mientras la guerra dure” de Alejandro Amenábar, cuyo estreno está previsto el próximo 27 de septiembre. Y, como España es una deformación grotesca de la civilización europea, como diría Valle Inclán, no sería extraño ver como entran cabras y trompetas en las salas que proyecten la cinta.

La Plataforma Patriótica Millán Astray (fundador de la legión) ha enviado una dura protesta al Instituto de Cinematografía y Artes Visuales del Ministerio de Cultura en el que acusa al cineasta hispano-chileno, ganador de un Óscar, de haber plagiado al escritor republicano Luis Portillo, en lo referente al enfrentamiento entre el general golpista y Unamuno que tuvo lugar en Salamanca el 12 de octubre de 1936.

 

Los injuriados (veteranos legionarios) piden que se abra un expediente sancionador contra Amenábar y que devuelva la subvención de 1,4 millones de dólares que recibió para hacer la película, cuyas escenas más espectaculares se desarrollan en Salamanca, epicentro del terremoto bélico e intelectual de la época.

“El guion de ‘Mientras dure la guerra’ no es original, ya que una parte importante fue copiado de un texto literario creado en el año 1941 por Luis Portillo, exiliado del Frente Popular en Londres tras la guerra civil”, argumentan los legionarios.

Dichos “patriotas” aducen, entre otras cosas, que Amenábar recrea “un texto que es un documento propagandístico y politizado de un exiliado”.

El escrito de los legionarios ha sido recibido “con vergüenza e indignación”, también con “pitorreo”, por gran parte de la izquierda española, sobretodo por los intelectuales y pensadores que, viviendo en Salamanca, sienten lo ocurrido en el Paraninfo de esa universidad, el 12 de octubre de 1936, como una “tragedia” que mutó en inconmensurable vorágine cuando “el sueño de la razón produjo monstruos”.

“Las afirmaciones de que el texto fue copiado son tan absurdas como decir que la película ‘Los Diez Mandamientos’ son un plagio de la Biblia”, dijo a este escriba Raimundo Cuesta, doctor en Historia formado en Salamanca, Premio Nacional a la Innovación Educativa y cofundador de las plataformas de pensamiento crítico Cronos y Fedicaria que han tenido una marcada influencia en España y América Latina.

Cuesta, de formación marxista y ecléctica, participa el próximo 5 de septiembre en la Mesa Debate, Paraninfo: Unamuno ante del 12 de octubre de 1936, que tendrá lugar en el Centro de Documentación de la Memoria, sito en la Plaza de los Bandos (Salamanca).

“En ese complejo se encuentra el archivo más importante del mundo sobre la guerra civil española”, explica Raimundo Cuesta, quien actualmente se encuentra trabajando sobre “el Unamuno abrasado y superado por una guerra que nunca supo entender”.

No se descarta, visto el percal, que en el curso del acto, organizado por la Asociación Amigos de Unamuno, se cuele “algún novio de la muerte” con la intención de boicotear el evento.

Recordemos un poco lo que ocurrió aquel fatídico 12 de octubre de 1936. Se cuenta que Millán Astray dijo, tras irrumpir con “sus muchachos y muchachas” en el Paraninfo de la Universidad: “¡Mueran los intelectuales! o ¡Muera la inteligencia!  -dependiendo de las fuentes- y ¡Viva la muerte!

A lo que Unamuno contestó:

Millán Astray es un inválido de guerra. También lo fue Cervantes. Pero desgraciadamente, en España hay actualmente demasiados mutilados. Y, si Dios no nos ayuda, pronto habrá muchísimos más (…) Un mutilado que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, es de esperar que encuentre un terrible alivio viendo cómo se multiplican los mutilados a su alrededor (…) Este es el templo de la inteligencia y yo soy su sumo sacerdote. Están profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir se necesita algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España.

Algunos dicen, que lo afirmen o desmientan los expertos, que gracias a que Carmen Polo de Franco se encontraba entre el numeroso público del Paraninfo, Unamuno se salvó de morir «in situ» fusilado por el mismo Millán Astray.

Veamos ahora el tráiler de la película de Amenábar “Mientras dure la guerra”.

Nota: En la citada Mesada Debate: Unamuno ante el 12 de octubre de 1936, que comenzará a las 19:OO horas, intervienen, junto a Raimundo Cuesta, el Escritor y Periodista Sergio del Molino; Severiano Delgado Cruz (Bibliotecario e Investigador); Isabel Muñoz Sánchez, Presidenta de Honor de la Asociación de Ciudadanos por Defensa del Patrimonio; Luis Castro Berrojo (Historiador). Presenta y modera Luis Gutiérrez Barrio, Secretario de la Asociación Amigos de Unamuno.