Kike Román
Miembro de ASJUBI40 – Jubilación anticipada sin penalizar


Hace tiempo que quería expresar – soltar – lo que  voy a contar; y de hecho creo, que a partir de ahora iré contando circunstancias – para mi singulares – que he vivido. Hay cosas que te dices a ti mismo: “esto no es conveniente contarlo”; por muchos factores, o mejor dicho, condicionantes, que hacen que restrinjan tu palabra y tu espíritu.

Soy integrante de la Asociación Jubilación Anticipada sin Penalizar, ASJUBI40, e intento ser lo más activo posible, dentro de mis posibilidades, para conseguir la derogación de los coeficientes reductores en la pensión para largas carreras de cotización –injustos,  incomprensibles y caprichosos –.

Vamos a ello. Tuve que abandonar la empresa con 58 años de edad y 43 años y 6 meses cotizados; en esos momentos era Director de Comunicación. En el periodo de la estancia en mi “paro”, por relación y amistad, me solicitan que colabore con un importante Colegio Profesional de Madrid. Su comisión de Seguridad y Salud quería hacer una jornada sobre las intenciones, pensamientos y acciones que podían ofrecer los políticos en materia de Prevención de Riesgos Laborales. Me pidieron que contactara con ponentes para la jornada, en este caso políticos. Interesaba que estuvieran en ese momento -2017- los cuatro partidos más relevantes, para que expresaran su aportación en PRL a través de sus programas electorales.

Hice las gestiones oportunas amparado por mi cobertura relacional y experiencia profesional, que en esos momentos todavía tenía frescura en cuanto a contactos. Lo que sabes hacer nunca se olvida.

Contacté con PSOE y PODEMOS y llevé a  una Diputada del PSOE en el Congreso (actualmente no está); y a una Diputada de PODEMOS de la Comunidad de Madrid; otras personas llevaron a PP y a CIUDADANOS. Había un partido que en su programa no tenía incluida la materia de PRL, hecho que expresaría el propio Diputado en la jornada, ¡¡¡increíble!!!, me guardo mi opinión -. Me reconfortó colaborar, y comprobar que todavía estaba en forma, y en esos momentos pensaba que bonito hubiera sido seguir haciendo mi trabajo, y de la mejor manera posible; estaba en un momento dulce de relaciones y de conocimientos. A la edad de 58 años, por experiencia, estás en una de las mejores edades productivas, pero la sinrazón es la que se encarama en numerosas Direcciones de Empresa… y hacen que se vulneren muchos derechos laborales.

Cuando terminó la jornada hablé con todos los Diputados; con unos mejor que con otros, obviamente sobre la PRL y sus carencias, que no son pocas.

En esos momentos no sabía mi destino, aunque lo podía intuir: jubilarme anticipadamente de forma obligada a los 61 años, y SER PENALIZADO EN MI PENSIÓN DE POR VIDA. No supe hasta más adelante que existía la Asociación ASJUBI40, y por razones lógicas me uní a ellos.

Lo que es la vida, y como define y cincela a ciertos personajes y a la profesión que representan. Uno de esos Diputados, que estaban en esa Jornada, no facilitaría, no aportaría con su voto la aprobación sobre la propuesta no de Ley que se presentó en el Congreso para eliminar los coeficientes reductores para largas carreras de cotización, le vi en el vídeo que emiten y graban en el Congreso. Me dije: “Anda, mira donde está el que…”, y entonces piensas y sientes que estos personajes que votan en contra o miran para otro lado, no son los más apropiados para defender a la sociedad y su bienestar. Con que ligereza levantan la mano sin conocer de cerca a sus afectados y a sus sufrimientos, no se ponen en los zapatos de la gente que padecen la injusticia de “leyes antipersonas”; no son empáticas. La empatía es lo mínimo que se le puede pedir a un político, y si no la tienen es por que no saben ser políticos, no están a la altura.

La Comisión de Trabajo del Congreso aprobó la propuesta no de Ley, y los que votaron en contra o se abstuvieron, quedaron retratados y señalados como sujetos insensibles que no acompañan a la sociedad y a sus problemas. No merecen la confianza de un pueblo.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario