Podemos nombró a los cayetanos en una lona publicitaria gigante colocada en el distrito de Salamanca, uno de los más acaudalados de Madrid, y esto ha suscitado un debate acalorado y ha llevado a la derecha española a la indignación. ¿Por qué? Porque Podemos llamó a los cayetanos, “cayetanos”.

El término “cayetanos”, usado por Podemos puede sonar provocador para algunos. Sin embargo, más allá de la provocación, el uso de este término en la lona tiene una intención clara: resaltar una cruda realidad. Una realidad en la que los privilegios de una minoría son defendidos y protegidos en detrimento de la mayoría. Como dice en la lona el candidato de Podemos a la Alcaldía de la capital, Roberto Sotomayor: “Los cayetanos de este barrio han tenido un alcalde con dedicación exclusiva estos cuatro años. El 28 de mayo eso va a cambiar corriendo.

Saltan los medios de derechas

El enfado de la derecha es palpable en los titulares sensacionalistas de los periódicos. El primer medio que salió en defensa de los “Cayetanos” fue OKDiario, con un titular que rezaba: “Cayetanos: Podemos insulta a los vecinos del barrio de Salamanca en una lona electoral gigante”.

ABC también entró en la danza con un titular similar, afirmando: “Cartel polémico de Podemos en el barrio Salamanca: llama ‘cayetanos’ a los vecinos y acusa a Almeida de darle dedicación exclusiva“. Pero ¿es realmente un insulto acusar a un político de favorecer a los ricos? Podemos simplemente está señalando una realidad bien conocida: las políticas de Almeida han favorecido de manera desproporcionada a los más ricos.

Por último, El Español también se subió al carro del sensacionalismo con su titular: “Cayetanos: Podemos insulta a los vecinos del barrio de Salamanca en una lona electoral gigante”. Pero de nuevo, ¿es realmente un insulto decir la verdad?

La indignación y la falta de objetividad de estos medios de derechas sólo sirven para desviar la atención de las cuestiones realmente importantes. En lugar de criticar el uso del término “cayetanos”, estos medios deberían reflexionar sobre las desigualdades socioeconómicas que existen en Madrid y en toda España.

La verdad incómoda

Sin embargo, si uno se toma el tiempo de analizar las palabras de Podemos, pronto se da cuenta de que su objetivo no es insultar, sino señalar una realidad. Como bien apunta el redactor Javier Lezaola, “Podemos ha hablado de los cayetanos de ese barrio, no ha dicho que todos los de ese barrio lo sean. En cualquier caso, mejor gobernar para los de los demás barrios y para los no cayetanos de ese“. Podemos simplemente está poniendo de relieve una realidad: que el alcalde Almeida parece estar más preocupado por los intereses de los más ricos que por los del resto de los madrileños.

Podemos ha hablado de los cayetanos de ese barrio, no ha dicho q todos los de ese barrio lo sean. En cualquier caso, mejor gobernar para los de los demás barrios y para los no cayetanos de ese. Ah, y parece q a @pedroj_ramirez no le ha gustado la lona…https://t.co/yiCXBfGWu1

— Javier Lezaola (@JavierLezaola) May 13, 2023

El mensaje de Podemos no es un insulto, sino una crítica a un sistema que favorece a los más ricos. Una crítica a una gestión política que parece olvidar a los menos privilegiados. La intención de Podemos no es otra que gobernar para todos, no sólo para los “cayetanos”.

La lona de Podemos es un espejo que refleja una realidad incómoda para muchos. Una realidad en la que los “cayetanos” gozan de privilegios a costa del resto de la población. En lugar de enfadarse con el espejo, sería más útil que los críticos de Podemos se enfadaran con la realidad que este refleja.

DEJA UNA RESPUESTA