Una decisión que, según explica el diputado autonómico de IU a Europa Press, no afecta a su «compromiso y disponibilidad» para la formación en Asturias sino que se «reafirma».

Según Llamazares, ha sufrido «un linchamiento público», igual que en su momento padecieron «Cayo Lara o las eurodiputadas», y que ha él le ha tocado por defender «una alternativa nítida y coherente de la izquierda» mientras la dirección federal «ha apostado por la «degradación» del proyecto de IU.

De hecho, ante la posibilidad de que esta situación suponga un punto e inflexión en las relaciones entre IU de Asturias y la dirección federal, Llamazares considera que IU Federal lleva tiempo «escindida» en la práctica del partido en el Principado al haber defendido en el ámbito estatal «posiciones contrarias» al argumentario de la formación en Asturias y de su militancia en asuntos tan relevantes «como la energía o la minería».

DEJA UNA RESPUESTA