Durante la mañana de hoy, martes 21 de enero, las organizaciones ecologistas han dado a conocer en Vitoria un documento de la empresa ACUAES, que anunciaba el abandono del proyecto de construcción del pantano de Barrón (Álava).

El abandono de este proyecto era una reclamación de las organizaciones ecologistas alavesas, por el grave impacto del mismo sobre el medio ambiente y la biodiversidad en la zona. Sin embargo, la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental por parte del Ministerio de Transición Ecológica había generado preocupación en las mismas.

El diputado ecologista de Unidas Podemos por Álava, Juantxo López de Uralde, ha manifestado su «satisfacción» por la decisión, y espera que «el proyecto quede definitivamente descartado».

Uralde, que había presentado varias iniciativas parlamentarias en contra del proyecto, concluye que «Habíamos denunciado muchas veces que el embalse de Barrón era un proyecto sobredimensionado e innecesario. Así que su desestimación es una buena noticia para toda la sociedad alavesa».