Que España ha dado «continuidad» al franquismo «sin Franco» ha sido la última aseveración del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en referencia al país de peninsular. «No puedo decir cómo está la posición allí, pero ya lo pueden imaginar», ha reculado ligeramente en rueda de prensa, y considera que este devenir no ayuda a los valores democráticos.

En concreto realizó dichas afirmaciones al analizar ante los medios las valoraciones internacionales a los principales líderes de diversos países del mundo. Con este desempeño quería enfatizar y hacer hincapié en una posible comparativa en la que se reflejaba que él mismo puede ponerse al lado de otro de los presidentes del mundo.

De este modo López Obrador ha vuelto a reabrir una polémica recurrente en su discurso, que incluso ha llegado a acarrear que en febrero incluso llegara a anunciar «una pausa» en las relaciones con España, aunque finalmente hizo marcha atrás, pero si que espetó que había que «internalizar» que ya no hay cabida para el «saqueo» ni la «corrupción».

Sin embargo, posteriormente el canciller del país centroamericano aseguraba que pese a las afirmaciones el presidente mexicano «no ha hecho ninguna acción que pueda justificar una declaración de este tipo».

DEJA UNA RESPUESTA